Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álvarez exige a Aznar que no quite a Andalucía dinero comunitario

La consejera andaluza de Economía y Hacienda en funciones, Magdalena Álvarez, exigió ayer al presidente del Gobierno, José María Aznar, que dé a Andalucía "hasta la última peseta" que le corresponda de los fondos comunitarios. Alvarez, que participó en las jornadas La Europa de las regiones tras la Unión Monetaria, pidió a Aznar a que "no mienta" y que, "por favor, no quite el dinero a los andaluces para dárselo a otros", ya que, según dijo, los 15.314 millones de euros (2,5 billones de pesetas) que corresponden a la comunidad en el periodo 2000-2006 "hacen mucha falta". La consejera aseguró que es necesario que "venga el máximo dinero para Andalucía y que el Gobierno respete el reparto" diseñado por las autoridades comunitarias, que permite que un 40% de los fondos que corresponden a España se destinen a la región. Un reparto, que, según dijo, es "adecuado" pero sólo indicativo y que es el Gobierno central el que debe decidir el destino final de las partidas comunitarias, algo que se conocerá el 30 de abril.

Durante su intervención en el curso, la consejera repasó las consecuencias del proceso de integración europeo y destacó que la Unión Monetaria ha supuesto una "oportunidad" para Andalucía, y un "reto" que requiere seguir trabajando "para dar respuestas adecuadas" a los ciudadanos.

La consejera resaltó además el papel de la comunidad en este proceso, ya que "sin su participación activa" el cumplimiento de las condiciones necesarias para acceder al euro "hubiesen sido más difíciles". Subrayó las aportaciones macroeconómicas andaluzas al cumplimiento de criterios como el ajuste del déficit público y la reducción de la inflación, gracias a su "rigor y disciplina", que, según explicó, han permitido encauzar la economía de "manera razonable".

Alvarez añadió que es necesario potenciar las nuevas capacidades de la región tras el lanzamiento del euro para que "se convierta en un factor de desarrollo en lugar de un lastre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 2000