Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las academias hispanas harán frente común contra los anglicismos

El futuro 'Diccionario normativo de dudas' actuará como fuerza de choqueEFE Madrid

Las academias de la lengua de los países de habla hispana están decididas a formar un frente común contra la avalancha de anglicismos innecesarios, y es en ese campo donde el futuro Diccionario normativo de dudas actuará "como una fuerza de choque" y será "muy beligerante". Aunque tardará aún tres años en editarse, el diccionario podrá ser antes consultado por Internet.Esa actitud combativa quedó patente en las reuniones que mantuvieron la semana pasada en Madrid responsables de estas instituciones, con motivo de la puesta en marcha del citado diccionario, según afirmó el director de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha, la víspera de emprender viaje hacia Perú, Bolivia y Ecuador para visitar oficialmente sus academias.

En esos encuentros se comprueba que las instituciones asociadas de Hispanoamérica "son más restrictivas que la española" a la hora de admitir anglicismos, y "son ellas", añadió, "las que nos urgen a que hagamos frente común en esa línea y a que nos comprometamos en una campaña activa para no admitir más términos extranjeros de los necesarios".

Es indudable que el español continuará enriqueciéndose con palabras procedentes de otros idiomas, pero lo que "es vituperable", a juicio del director de la RAE, "es tomar préstamos innecesarios". "Hay que salir al paso de esa actitud de esnobismo, que sobre todo practican los llamados ejecutivos, de decir en inglés lo que tiene 17.000 términos equivalentes en español", dijo.

Las academias de la lengua realizarán un dictamen sobre la forma concreta de evitar extranjerismos. En esa lucha, y en este proyecto, se quiere implicar a los medios de comunicación de España e Hispanoamérica. Para ello se va a crear una comisión que seguirá la elaboración del Diccionario de dudas. "Sin los medios no lograremos nada; con ellos daremos púlpito a los acuerdos que adoptemos", subraya el director.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de marzo de 2000