Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CCOO sospecha que el accidente de Sondika ha quedado impune

El sindicato Comisiones Obreras expresó ayer su indignación porque, un año después del accidente laboral que costó la vida a tres trabajadores en las obras de amplaición del aeropuerto de Sondika, no se ha establecido la responsabilidad del siniestro. Hace hoy un año, varias toneladas de tierra y rocas cayeron sobre los tres operarios, que en ese momento se encontraban en el interior de una zanja.El accidente produjo una notable conmoción social en Euskadi y supuso un "antes y un después" en la escalada imparable de muertes laborales, según recalcaron entonces los sindicatos. CCOO señaló ayer que existen "razones fundamentadas" para sospechar que el expediente abierto por la Inspección de Trabajo ha podido ser archivado y los culpables quedan "indefinidos e impunes".

Ese organismo laboral abrió, en octubre pasado, un acta de infracción contra las empresas implicadas en la obra por entender que incurrieron en un incumplimiento "muy grave". La multa llegó a 23 millones de pesetas, la más alta impuesta en el País Vasco por una infracción laboral.

La multa fue impuesta después de que la Inspección de Trabajo concluyera en un informe que la obra carecía de medidas de seguridad. Una investigación interna de AENA (el ente estatal que gestiona todos los aeropuertos españoles) también confirmó la falta de medidas. Algunas de las deficiencias se referían a que los taludes eran superiores a los recomendados y que no existía un estudio geotécnico de la zona. El escrito fue remitido a la Inspección de Madrid "y nunca más se supo nada", señaló ayer Alfonso Peraita, responsable del sector de la construcción de CCOO en el País Vasco.

El dirigente resaltó que la Inspección de Trabajo se comprometió a actuar con el "máximo rigor" y que paralizaría las obras en los casos de riesgo. "Pero, lo ha incumplido", agregó Peraita. El Juzgado de Instrucción número 5 de Bilbao inició una investigación por los hechos. Hace dos meses, la juez titular archivó el caso dada la dificultad en "determinar" la responsabilidad penal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de febrero de 2000