Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saura reclama que el salario mínimo se incremente 7.000 pesetas al mes y censura la "doble moral" del PP

El cabeza de lista por Barcelona de Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V), Joan Saura, reclamó ayer un incremento mensual de 7.273 pesetas en el salario mínimo interprofesional para situarlo en 76.543 pesetas, el 10,5% más que lo establecido en 1999. El dirigente ecosocialista se entrevistó ayer con el secretario general de UGT, José María Álvarez, a quien presentó las propuestas socioeconómicas con que IC-V se presentará a los comicios. Asimismo denunció la "doble moral" del PP en política económica.Saura lamentó que, a pesar de la buena situación económica que atraviesa España, el Gobierno del Partido Popular (PP) decretara en diciembre un aumento de sólo el 2% del salario mínimo interprofesional. Con este aumento -por debajo de la inflación-, los 500.000 trabajadores que perciben este salario cobrarán 70.680 pesetas mensuales este año.

El dirigente ecosocialista consideró que este incremento real del salario mínimo es "muy representativo de los valores, las actitudes y la doble moral que el Gobierno del Partido Popular aplica a su política económica". Según los cálculos del candidato de Iniciativa, su propuesta de aumentar 7.000 pesetas mensuales el salario mínimo requeriría una dotación presupuestaria de 50.991 millones de pesetas, cifra que comparó con los "70.000 millones de pesetas que se repartirán los 100 ejecutivos de Telefónica por las stock options". Saura recordó que el presidente de Telefónica, Juan Villalonga, ha ganado 3.500 millones de pesetas gracias a las stock options.

Con la propuesta del partido que encabeza Rafael Ribó se pretende conseguir que en un plazo de seis años "el salario mínimo interprofesional, de manera progresiva y gradual, se sitúe por encima del 60% del salario medio español". El 60% del salario medio nacional es precisamente el porcentaje recomendado por la Carta Social Europea para garantizar que quienes lo perciben estén por encima del umbral de la pobreza. "En España, el salario mínimo todavía está un 24% por debajo de lo que aconseja la Unión Europea", señaló Saura.

Subsidio de desempleo

Otra de las propuestas planteadas por Saura fue la ampliación "inmediata" el número de personas con derecho a percibir un subsidio por desempleo. El cabeza de lista de IC-V lamentó que el 50% de los desocupados registrados en el Inem no reciban ninguna prestación económica y se mostró partidario de reducir este porcentaje al 25%, lo que supondría extender el subsidio a 320.000 personas.

Integraban la delegación de IC-V que ayer se entrevistó con la cúpula de UGT, además de Saura, la ex diputada Carme Tolosana y el responsable de Programas Electorales, Agustí Colom. IC-V y UGT coincidieron en reclamar medidas "drásticas" para cambiar el modelo de las empresas de trabajo temporal.

Ambas formaciones también se mostraron de acuerdo en la necesidad de establecer una fiscalidad progresiva "para que los que tengan más paguen más" y en reivindicar un plan de choque para reducir la siniestralidad laboral, teniendo en cuenta su alto índice: en España, cada día mueren tres personas en su puesto de trabajo. Asimismo acordaron seguir trabajando para impulsar una ley que reduzca la jornada laboral a 35 horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de febrero de 2000