El patrimonio de los fondos de pensiones vascos aumenta un 15,5%

El patrimonio acumulado en las Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV), los fondos de pensiones del País Vasco, creció el pasado año un 15,5% hasta alcanzar la cifra de 1,24 billones de pesetas. Esta cantidad representa un 22,4% del Producto Interior Bruto (PIB) de Euskadi. En Europa, sólo los países anglosajones, Holanda y Dinamarca superan este porcentaje, mientras que la media española se sitúa en torno al 8%, según explicó Pedro María Latorre, presidente de la Federación de EPSV de Euskadi en la presentación de sus resultados anuales. Junto a Latorre comparecieron en conferencia de prensa Luis María del Valle, director de Trabajo del Gobierno vasco, y Jon Aldekoa, director técnico de la federación.Los directivos resaltaron que el crecimiento patrimonial de las EPSV es "especialmente notable" si se tiene en cuenta la baja inflación, los bajos tipos de interés y el prácticamente nulo crecimiento de otros instrumentos de ahorro e inversión. El pasado año se caracterizó por la adhesión de 80.946 nuevos socios a las EPSV vascas, lo que supone un incremento tanto en las entidades de adhesión individual como en las que cubren a colectivos de trabajadores. Partiendo de una base de 479.001 socios en 1998, se ha llegado a un total de 559.497, lo que representa el 60% de la población activa de Euskadi, según destacó Del Valle.

La aportación media anual fue de 210.925 pesetas, una cantidad que Latorre calificó de "razonable y significativa" si se compara con el sueldo medio en la comunidad autónoma vasca, que ronda los tres millones al año. Las cuotas se incrementaron en un 5,9%, cifra "modesta", que sólo representa parcialmente el fuerte incremento del número de socios, señaló Latorre.

Renta fija y bolsa

Las EPSV tienen invertido su patrimonio entre los bonos de renta fija y la bolsa, con una rentabilidad media anual del 10%. Latorre resaltó que las entidades que practican una política más conservadora al dedicar sus inversiones a renta fija han obtenido un resultado claramente inferior al de otros ejercicios. "Sin embargo, es indudable que se han enfrentado al peor año de la renta fija en mucho tiempo", aseguró. El índice mundial que mide la rentabilidad de la deuda pública cayó un 1,8% en 1999.

La inversión directa y el capital riesgo empiezan a representar una cantidad todavía pequeña en las entidades, pero comienza a ser significativa a pesar de su menor seguridad. Latorre no pudo precisar las previsiones para este año, pero expresó su confianza en un crecimiento de entre un 15% y un 20% en patrimonio.

El director de Trabajo, Luis María del Valle, anunció que el Gobierno vasco prevé trasladar al Parlamento autónomo, en el primer trimestre del año 2001, la nueva Ley de Previsión Social Voluntaria que deberá clarificar la "normativa dispersa" y dar cabida a nuevos colectivos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS