Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ejemplo de honestidad

El primer teniente de alcalde, Juan Antonio Gómez-Angulo, defendió ayer al alcalde de Madrid sin aportar ningún dato esclarecedor sobre el uso de dinero público por parte de José María Álvarez del Manzano. Compareció tras conocer que la socialista Cristina Narbona había lanzado dos dardos envenenados horas antes al contar que el escándalo había partido de una filtración del PP y que había una crisis en el seno del grupo municipal con algún silencio elocuente. Para Gómez- Angulo, lo grave no era la acusación de malversación que flota tras constatarse que con tal cuenta aún no fiscalizada se han financiado viajes privados del alcalde y de su esposa. Acudió para algo mucho más grave. "Comparezco para desmentir, serena, clara, rotunda y categóricamente las manifestaciones de la portavoz adjunta socialista, Cristina Narbona, en el sentido de que la filtración sobre los gastos de una cuenta de libre disposición de la alcaldía proviene del PP".Tales afirmaciones, dijo, son doblemente graves: "Primero, porque pretende introducir una división en el PP, y segundo, porque arroja una sombra de duda sobre el personal de este Ayuntamiento". Tras esto, Gómez-Angulo piropeó al alcalde: "Si de él hemos recibido algún ejemplo cuantos llevamos trabajando con él más o menos tiempo, ha sido el de su honestidad y el de su entrega absoluta". Le secundó Pedro Bujidos, concejal de Hacienda, quien aún aclaró menos. Preguntado por qué no envió en estos años ninguna factura al interventor, replicó: "Eso lo explicará el interventor en su informe". Preguntado si diez funcionarios de Intervención han sido puestos a revisar facturas de la etapa socialista, dijo: "No lo sé. Yo no lo he ordenado". Después ensució al PSOE sin aportar pruebas: "Dejaron sin justificar 8.000 millones en varios ejercicios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 2000