Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sangre del cordón umbilical de un bebé salva la vida a su hermano El niño operado, que sufría leucemia, evoluciona favorablemente

María del Mar Romero estaba embarazada de tres meses cuando recibió el mazazo. Su único hijo, que entonces tenía seis años, padecía leucemia. Los médicos le dieron una esperanza: si la sangre del cordón umbilical era compatible, el hijo que esperaba podía salvar la vida del hermano mediante un trasplante. Así fue. J. O. R. evoluciona favorablemente de la operación practicada hace tres semanas en el Materno de Málaga.

La intervención fue relativamente sencilla. Durante el parto, que se produjo a finales de diciembre, se guardó el cordón. El tejido fue sometido a diversos análisis para comprobar que estuviera sano y fuera compatible. Los estudios concluyeron que era apto. Entonces, el hermano mayor empezó a recibir el tratamiento preparatorio para el trasplante. El 19 de enero, J.O.R. recibió por vía endovenosa la sangre del cordón umbilical de su hermano. Por el torrente sanguíneo, la transfusión llegó a la médula y comenzó su regeneración. Las pruebas confirman que el trasplante, el primero de estas características que se realiza en Andalucía, ha sido un éxito. El pequeño continúa ingresado en una sala aséptica del hospital malagueño. Los facultativos se mostraron satisfechos con la evolución del caso, aunque no precisaron cuándo se producirá el alta."Poco a poco se está acabando la pesadilla", dijo ayer la madre entre lágrimas. Cogida de la mano de miembros del equipo médico que trata a su hijo y con la voz entrecortada, María del Mar hizo un emotivo llamamiento a la donación: "Que piensen que eso se tira a la basura, pero que si se dona se pueden salvar muchas vidas".

En la sangre del cordón umbilical se encuentran las llamadas células madre, que tienen la propiedad de regenerar la médula. La mayor dificultad que presenta esta técnica es la de encontrar un tejido compatible, lo que con frecuencia obliga a hacer un rastreo internacional de donantes. Además, de cada 400.000 millones de células de cordón umbilical, sólo tres son las madres.

Para Isidro Prat, director del Centro Regional de Transfusión Sanguínea, estas operaciones abren "una ventana a la esperanza". En intervenciones realizadas en Madrid, Barcelona y otros países, la técnica ha resultado especialmente exitosa para el tratamiento de leucemia, linfomas y cánceres de niños de menos de 20 kilos, aunque se están haciendo importantes avances en adultos.

El único hospital andaluz donde se realiza este tipo de trasplante es el Materno Infantil, ya que se requieren medios técnicos y humanos específicos. Sólo en este centro y en el Clínico se reciben las donaciones de cordón umbilical de toda la comunidad autónoma, ya que también su recogida necesita unos cuidados muy concretos.

Justo por eso María del Mar, que vive en Cádiz, se trasladó a Málaga para dar a luz. Ya antes de que le diagnosticaran la enfermedad a J.O.R., la madre, de 25 años, había pensado en donar el cordón en su segundo parto. No sabía que lo necesitaría para su otro hijo.

El caso sirvió para concienciar en favor de este tipo de intervenciones. Cualquier madre sana, que dé a luz por parto espontáneo en los hospitales preparados para recoger el cordón umbilical, puede donar ese tejido. Su consentimiento tiene que quedar plasmado por escrito con anterioridad al parto. El banco de sangre de cordón umbilical de Málaga, el único de Andalucía, ha hecho posible seis trasplantes: uno en Barcelona, dos en Madrid, uno en EE UU, otro en Canadá y el último, en el Materno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2000