Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ataque con 'cócteles mólotov' contra la casa de la edil socialista de Usurbil

"Hoy me ha tocado a mí y mañana le tocará a otro". Con un tono que mezclaba impotencia y hasta cierta resignación se expresaba ayer Amaya Goyarán, la única edil del PSE-EE en la localidad guipuzcoana de Usurbil, que la noche del viernes sufrió un ataque a su domicilio en Lasarte, donde vive con su marido y sus dos hijos. Un grupo de desconocidos arrojó cuatro cócteles mólotov contra la vivienda. Es el octavo ataque de los proetarras contra cargos públicos socialistas vascos desde el 1 de enero.Los artefactos incendiarios causaron daños diversos en el balcón y el baño de la vivienda de la concejal, ubicada en el segundo piso de un inmueble de Lasarte, municipio colindante con Usurbil. En la primera localidad gobierna el PSE con mayoría absoluta; en la segunda, EH, también con mayoría absoluta.

La edil aseguró que no alberga ninguna duda respecto a su continuidad como concejal, pese a los intentos que se hagan de amedrentarle. "Estoy en el Ayuntamiento porque yo lo he elegido y, desde luego, no me muevo de allí. Lo tengo clarísimo", dijo.

Por otra parte, un grupo de desconocidos atacó anoche con cócteles mólotov la estación de tren de Portugalete (Vizcaya). El ataque, que provocó una intensa humareda, se produjo poco antes de las once de la noche. También en Bilbao se registraron incidentes por la noche. En el Casco Viejo se colocaron barricadas incendiarias y se quemaron contenedores.

Estas actos vandálicos se produjeron horas después de que Gestoras Pro Amnistía convocase manifestaciones en ambos municipios en protesta por la detención, por su presunta vinculación con ETA, de ocho destacados miembros de HB y de Gestoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de enero de 2000