Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SALUD

40.000 muertes al año

Fumar mata y sus efectos cuesta miles de millones de pesetas. En España son unas 40.000 las personas que cada año fallecen por fumar y 200.00 millones de pesetas lo que debe aportar el Sistema Nacional de Salud sólo para sufragar los costes directos hospitalarios en la atención de las enfermedades derivadas del tabaco, según Sanidad.Un estudio de la Universidad de Ox-ford, que recoge el Libro Blanco sobre el Tabaquismo en España y que ha sido publicado por la prestigiosa revista Lancet, es contundente: en 1995, 44.000 españoles murieron por fumar. Las cifras muestran que desde 1965, año en el que la factura humana fue de 14.000 personas, la siniestra estadística se ha ido incrementando en 1.000 anualmente.

Diferentes expertos que han evaluado el impacto sanitario y la mortalidad atribuible al tabaco coinciden en que fumar es la causa aislada más importante en la muerte prematura y prevenible de las personas. Asimismo, el análisis de la Universidad de Oxford señala que el mayor riesgo de muerte lo asumen los que empiezan a fumar cigarrillos de forma regular en la adolescencia, y que si éstos continúan con el consumo el resto de su vida, cerca de la mitad morirán por el tabaco.

A pesar todo, los especialistas en medicina preventiva ofrecen una salida: dejar de fumar funciona, incluso en edades medias de la vida y siempre que antes no se haya contraído un cáncer u otra enfermedad importante.

Respecto a la factura económica, el Gobierno español todavía no ha realizado un informe global que evalúe el dinero que le cuesta los efectos del tabaco en la atención ambulatoria, hospitalaria, el gasto farmacéutico, las bajas por enfermedad, las cotizaciones perdidas, etcétera, tal como han hecho otros países. Según Juan José Francisco Polledo, director general de Salud Pública, sí revela que sólo la atención hospitalaria derivada del tabaquismo le cuesta al Estado en torno a los 200.000 millones de pesetas anuales.

Un estudio de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, financiado por Philip Morris, reconoce que puede atribuirse al tabaco entre 28.363 y 43.894 muertes anuales, y estimaba que los ingresos por impuestos del tabaco (374.000 millones en 1993, incluyendo IVA) cubren perfectamente los gastos ocasionados, que cifra entre 220.000 y 241.000 millones de pesetas, según sus estimaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de enero de 2000