Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Testigos de los destrozos de la guerra civil

Los fondos de la fototeca son testigos de las distintas técnicas fotográficas que se han desarrollado a lo largo del tiempo. En el archivo puede encontrarse algún calotipo y talbotipo, aunque, que se sepa por ahora, no hay ningún daguerrotipo. Pero con independencia de la técnica usada en el siglo pasado, la fototeca tiene verdaderos tesoros que son testimonio de una época. Hay numerosas tomas de los edificios que quedaron completamente destrozados por las bombas de la guerra civil. Y algunos restauradores han recurrido a este material en busca de la forma original de edificios y monumentos. El archivo se formó de donaciones y de las aportaciones que el fundador y los posteriores colaboradores hicieron en sus viajes por el mundo. Se guardan fotografías de varios sitios de España, numerosas de Andalucía, una gran parte de ellas de Sevilla, y hay una buena colección del arte hispanoamericano. Pero uno de los tesoros de la fototeca es una cámara (alemana, al parecer) que conservan: una gran caja cuadrada de madera con cerraduras doradas que se abre en un gran fuelle. Guardan además una colección de antiguas cajas que contenían las placas de cristal donde impresionaban la imagen. En ellas se observan las marcas y las procedencias, sobre todo alemanas y francesas. Una curiosidad para amantes del pasado y de la fotografía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000