LA NOCHE CRÍTICA

La inversión mundial para corregir el 'efecto 2000' ha superado los 50 billones de pesetas

El pequeño comercio es el sector considerado peor preparado para el cambio en España

Hace cuatro décadas se estableció como pauta que los programas de ordenador utilizarían sólo dos dígitos, en lugar de cuatro, para determinar la fecha del año.Este cambio, en apariencia nimio, ahora se ha tornado fatal: con la llegada del 2000 el ordenador puede leer 00 e interpretar que se ha retrocedido 99 años.Corregir este fallo le ha costado a las administraciones y empresas de todo el mundo al menos 50 billones de pesetas (600.000 millones en España, según los datos que maneja el Gobierno), sin contar con los perjuicios económicos que pueda causar a partir de la medianoche de hoy el mal funcionamiento de los equipos no reparados.A la par, la preparación para hacer frente al efecto 2000 ha sido el mayor esfuerzo inversor que han hecho nunca la mayoría (el 71%) de las grandes empresas estadounidenses, según un trabajo de la consultora PricewaterhouseCoopers.

Más información
100 años en dos dígitos
España es el país donde menos preocupa el fallo informático
Guía para superar el cambio de año
Reclamar en caso de daño
Un retén de 35.000 personas permanecerá en alerta

Otra consultora, Gartner Group, calcula que las grandes compañías de todo el mundo han utilizado durante 1998 y 1999 al menos el 10% de sus inversiones en tecnologías de la información en tratar de controlar el problema del 2000.

A partir de este dato y en función del tamaño global del mercado, la consultora concluye que se ha cumplido su previsión de que el coste total de corregir el error se sitúa entre 300.000 y 600.000 millones de dólares (entre 50 y 100 billones de pesetas). La también consultora IDC sitúa el gasto mundial para la corrección del efecto 2000 en la franja baja de la horquilla: 320.000 millones de dólares. A tenor del criterio de Gartner de que la corrección del problema supone al menos el 10% de la inversión efectuada en tecnologías de la información durante 1998 y 1999, el gasto de las empresas y administraciones españolas habría sido al menos de 350.000 millones de pesetas, dado que la facturación del sector se situó en 1,6 billones en 1998 y se aproximará a los dos en 1999.

Estadística implacable

Todo este esfuerzo no va a librar de que esta sea una noche de trabajo para los técnicos que están de guardia para afrontar cualquier contingencia. La estadística es implacable: aunque el porcentaje sea bajo, habrá fallos, que afectarán a empresas y servicios concretos. Eran demasiados los sistemas a revisar como para que se hayan corregido todos los fallos.

En España, el punto considerado más débil es el de las pequeñas empresas. Aunque en los últimos seis meses se ha mejorado la situación (ver cuadro), es inevitable que algunas pymes sufran percances. Con todo, los problemas en el interior de las pequeñas empresas no van a ser los que trasciendan más al público. La mayor vigilancia a partir de la medianoche de hoy se centrará en la corrección inmediata que se pueda producir en los servicios básicos: suministro de agua, gas y electricidad o las telecomunicaciones.

Un estudio de la consultora International Monitoring calcula que el perjuicio económico que causará en todo el mundo el efecto 2000 por la acción de equipos no reparados alcanzará los 1,15 billones de dólares, entre dos y cuatro veces más de lo que invertido en las correcciones. Prevé que a lo largo del día se hoy se produzcan el 10% del total de fallos debidos al efecto 2000, mientras que el 90% restante irán apareciendo poco a poco.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS