CC exige al PP que neutralice a su líder en Canarias para apoyar la Ley de Extranjería

Las Palmas de Gran Canaria - 19 dic 1999 - 23:00 UTC

Coalición Canaria (CC) ha planteado al Gobierno la necesidad de que neutralice a su presidente regional en el archipiélago, el alcalde de Las Palmas, José Manuel Soria, durante las conversaciones mantenidas en los últimos días en torno a la Ley de Extranjería. Los dirigentes de CC acusan a Soria, a quien califican de "Vidal-Quadras canario", de desestabilizar al Gobierno autónomo de coalición. José María Aznar recibió el jueves al portavoz del Grupo Canario en el Congreso, José Carlos Mauricio, y ha hablado recientemente por teléfono con el presidente canario, Román Rodríguez.

Más información

"El estilo del presidente del PP en Canarias, José Manuel Soria, es incompatible con la estabilidad política de nuestra comunidad". Esta rotunda declaración, realizada a principios de diciembre por la Presidencia de Canarias, refleja la crisis que atraviesan las relaciones entre los dos socios de gobierno en las islas.La intervención directa de la dirección nacional del PP, único interlocutor válido para los nacionalistas canarios, ha contenido hasta ahora la tentación de CC de liberarse del "lastre electoral" que a su juicio supone gobernar con los populares, sobre todo desde que Soria sustituyó en octubre a José Miguel Bravo de Laguna como presidente regional.

El tirón electoral del alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, que en las pasadas elecciones municipales obtuvo casi el 60% de los votos, y su "constante incumplimiento" de los acuerdos alcanzados en Madrid, según CC, explican el malestar de los nacionalistas canarios, quienes se han planteado forzar la salida de los tres consejeros del PP en el Ejecutivo autónomo antes de las próximas elecciones generales.

En este contexto, CC no ha querido desaprovechar la necesidad imperiosa que tiene Aznar de sus cuatro votos en el Congreso para sacar adelante la Ley de Extranjería. Las fuertes críticas dirigidas por los nacionalistas canarios hacia las modificaciones introducidas por el PP y CiU en el Senado contrastan con el anuncio, efectuado por Mauricio, de que su grupo aceptará el miércoles, cuando el proyecto vuelva al Congreso, algunas de dichas enmiendas, aunque rechace otras. Ello implica que se alineará con el PP en la decisiva y definitiva votación de conjunto de la ley, evitándole así una derrota.

Además de la Ley de Extranjería, la búsqueda de una salida a la crisis entre las dos formaciones en el archipiélago fue el eje central de la entrevista entre Mauricio y Aznar. La facilidad de CC para entenderse con la dirección nacional del PP, y su incapacidad para hacerlo con sus dirigentes locales, refleja la aspiración de los nacionalistas canarios a importar el modelo de relación de CiU con el Gobierno.

CC quiere negociar directamente con Madrid, relegando a los populares canarios a un papel subsidiario para, si fuera posible, ocupar su espacio electoral. La comparación de Soria con Vidal-Quadras no se limita a la beligerancia del ex líder del PP catalán hacia Pujol, sino que se extiende a la solución que aplicó Aznar: alejarlo de la política catalana haciéndolo eurodiputado.

Mauricio ironizó el sábado con la posibilidad de que Soria encabece la lista del PP en las próximas elecciones. "Llevo un mes intentando convencer a la dirección del PP de que Soria es un magnifico candidato al Congreso. Canarias va a estar mucho mejor sin él", afirmó.

El detonante de la última crisis fue la elección por el Parlamento regional de los miembros de la Audiencia de Cuentas (el Tribunal de Cuentas de Canarias). Una fuga de votos en la mayoría gubernamental impidió la elección del candidato del PP, lo que provocó que ambos socios se acusaran de "deslealtad". El propio presidente canario, Román Rodríguez, calificó a Soria de "provocador e irresponsable".

Éste llegó a dimitir por unas horas como líder regional del PP, pero el secretario general, Javier Arenas, le dio su "respaldo sin reservas" en un comunicado difundido el 1 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de diciembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50