Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN LA MUERTE DE GROVER WASHINGTON JR.

Un gran divulgador de la fusión entre jazz y pop

El saxofonista Grover Washington Jr. falleció el viernes por la noche de un ataque cardiaco después de grabar para un programa de la CBS, pocos días después de haber cumplido 56 años. Estaba considerado un eslabón crucial en la cadena formada por Genne Ammons, King Curtis, Hank Crawford, David Sanborn y otros músicos que, en algún momento de sus carreras, añadieron a su estilo dosis variables de pop con miras a renovar y hacer más asequible al gran público el lenguaje de los primitivos saxofonistas de blues.Washington nació en Buffalo el 12 de diciembre de 1943 dentro de una familia de fuerte inclinación musical. Tras las habituales lecciones de piano, continuó su formación en los rudos y emotivos grupos de rhythm and blues y en los tríos de órgano de los sesenta.

Debutó como líder en los estudios de grabación con Inner city blues (1971), una sesión programada en principio para su maestro Hank Crawford, y fue incorporando a este prometedor estreno otros títulos que obtuvieron discos de oro y platino. El punto culminante de la serie lo marcó Winelight (1980), ya un disco de fusión explícita que además mereció un doble grammy. Las influencias reconocidas de Washington se centraban en los saxofonistas clásicos de jazz, pero su estilo, basado en una sonoridad cálida y un fraseo melódico y vehemente que buscaba el apoyo de ritmos obsesivos a menudo servidos por instrumentos eléctricos, parecía proponer una síntesis de pop, blues y soul, fácil de escuchar y de clara vocación bailable. El saxofonista nunca fue alabado por su técnica, originalidad o imaginación, pero contribuyó a divulgar a su manera ciertos rasgos del jazz que hoy aprovechan con menos fortuna hombres de éxito como Kenny G.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de diciembre de 1999