LA NUEVA SITUACIÓN EN EUSKADI

Euskal Herritarrok propone convocar elecciones a la "Asamblea Constituyente vasca"

La propuesta de "construcción nacional" anunciada por Euskal Herritarrok (EH) y que presentará hoy en Pamplona recoge la oferta de celebrar elecciones "en los seis territorios vascos" (Euskadi, Navarra y el País Vasco francés) que ETA trasladó el pasado verano al PNV y EA con el fin de crear "la Asamblea constituyente de Euskal Herria". El documento dice que en el proceso podrán participar todos los ciudadanos vascos, excepto "los miembros de los aparatos coercitivos" establecidos por Francia y España. Pero no concreta el momento y el procedimiento de los comicios que propugna.

Más información

Euskal Herritarrok (la marca electoral de Herri Batasuna) presentará hoy su "propuesta soberanista" sin aportar grandes novedades a los debates que se están desarrollando entre los partidos nacionalistas vascos desde la firma del Acuerdo de Lizarra, el 12 de septiembre de 1998. En ella se sigue la iniciativa (ya propuesta por ETA al PNV y rechazada por éste como "estrambótica) de conseguir la celebración de unos comicios en los seis territorios vascos: los tres de la comunidad autónoma de Euskadi, Navarra y los dos del País Vasco francés (Lapurdi y Zuberoa). De estas elecciones debería salir una "Asamblea Constituyente" a la que habrían de subordinarse todas las instituciones vascas actuales.EH, siguiendo la doctrina de HB y ETA, no niega el valor "nacional" de ayuntamientos y diputaciones forales, pero sí el del Gobierno y Parlamento vascos por representar "la división territorial de Euskal Herria". Por contra, en el preámbulo del documento se da gran relevancia a la única "institución nacional" existente actualmente, Udalbitza (la asamblea de representantes municipales en la que sólo participan concejales de los partidos nacionalistas), de la que se asegura que tiene por objetivo "garantizar la participación de todos los vascos".

La iniciativa de celebrar en los seis territorios unas elecciones alternativas a las próximas generales españolas fue calificada en su día por el portavoz del PNV, Joseba Egibar, de "estrambótica" y el propio líder peneuvista, Xabier Arzalluz, recordó el pasado domingo que era un "precio político" que su formación se había negado a pagar a ETA por el mantenimiento del alto el fuego. EH, en la propuesta que se presentará hoy en Pamplona, reitera la necesidad de estructurar a Euskadi como un sujeto político territorialmente único. Hasta que esto se materialice, desde la formación que lidera Arnaldo Otegi se reconoce que "todas las instituciones actuales seguirían vigentes".

Dos requisitos

La Asamblea Constituyente debería cumplir dos requisitos, en opinión de sus impulsores: contar con el mayor grado de "legitimidad democrática" y contar con los mecanismos para que todos los ciudadanos vascos puedan "expresar su palabra".

La tarea de la Asamblea constituyente sería "dirigir la transición política que debe llevar a cabo" el pueblo vasco. "En este sentido, y hasta que entre en vigor el nuevo marco, hemos de compatibilizar esa transición con las instituciones que tenemos actualmente", prosigue el documento.

Llamamientos

Estos llamamientos a respetar "de momento" las actuales instituciones se interpretan en otras formaciones nacionalistas como un guiño al PNV, ya que sus dirigentes han defendido reiteradamemente que "lo que se pueda hacer" debe partir "inexcusablemente" del actual marco jurídido, es decir del Estatuto de Gernika.

El nuevo organismo no tendría labores administrativas, sino constituyentes. "La Asamblea", indica, "asumiría la representación oficial de Euskal Herria y se haría cargo de estas dos tareas:

-Dar a conocer a nivel internacional el proceso democrático que pondrá en marcha nuestro pueblo y facilitar los medios necesarios para ello. En esta tarea tendría prioridad la relación con los Estados europeos.

-Actuar como represenante oficial de Euskal Herria ante los Estados español y francés, exigiéndoles que respeten nuestro proceso y trabajando el acuerdo necesario para materializar nuestro objetivo".

Añade el documento que, "al objeto de garantizar la participación de los agentes sociales, sindicales y políticos que constituirán el nuevo marco [la Asamblea Nacional], tendría que poner en marcha los mecanismos necesarios, incluso para aquellos que hubieran optado por la abstención en las elecciones [en caso de que así ocurriera]".

Finalmente, indica que, "una vez definido el marco jurídico político, tendrá que establecer los mecanismos para plantear a los ciudadanos la propuesta de un nuevo marco, ya que son ellos quienes tienen que tener la última palabra". Es decir, la definición del nuevo marco jurídico-político para Euskal Herria en términos de soberanía-independencia, que a su vez debería ser respaldado en un reférendum por el cuerpo electoral definido anteriormente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de diciembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Crucigramas diarios

El crucigrama mini y una selección diaria en exclusiva de Mambrino y Tarkus

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50