Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex general golpista Oviedo burla su confinamiento en Argentina y está en paradero desconocido

El ex general paraguayo Lino Oviedo ha dado un nuevo golpe de efecto: el ex golpista ha eludido la custodia policial de los cinco agentes que le vigilaban en Argentina y, al parecer, ha abandonado ese país, según anunció ayer el ministro argentino del Interior, Carlos Corach. Su huida ensombrece la ceremonia de traspaso de poderes al presidente electo, Fernando de la Rúa, prevista para hoy. Cordach precisó, no obstante, que el ex general Oviedo gozaba de libre tránsito en Argentina y que no había cometido ningún delito al renunciar a su asilo.

(Nada más conocerse la noticia,el Gobierno paraguayo puso en alerta a las fuerzas de seguridad, con el objetivo de detenerle y enviarle a la cárcel, informa Efe. La medida del Ejecutivo fue respaldada por el poder judicial que emitió una nueva orden de captura internacional contra el otrora jefe del Ejército y hombre fuerte de Paraguay, que tiene pendiente el cumplimiento de una condena de 10 años de prisión por una intentona golpista protagonizada en 1996. La medida fue dictada por el juez Jorge Bogarín, quien tiene a su cargo dos procesos criminales contra Oviedo).Hasta el momento se desconoce el paradero del polémico ex general, aunque se especula que podría encontrarse en Paraguay o en tránsito, bien en Uruguay, bien en Brasil rumbo a un tercer país, que podría ser Alemania, Israel, Venezuela o Suráfrica. En Paraguay, las autoridades policiales se encuentran en estado de alerta. Sin embargo, el responsable de la Seguridad Nacional, el ministro Walter Bower, admitió que la noticia no era una sorpresa y que estaban preparados para enfrentar la situación.

"Obviamente no podemos negar que ahora que se ha perdido el control de parte de las autoridades argentinas, también nosotros tenemos una obligación de esmerarnos más", señaló Bower. "Dentro de lo humanamente posible, y dentro de lo racionalmente previsible el ex general Oviedo, no tiene chance de ingresar y si ingresa no tiene chance de permanecer en la clandestinidad acá en el Paraguay", añadió el ministro.

La propia esposa de Oviedo, Raquel Marín, afirma que su esposo se encuentra en el norte de Paraguay, en el departamento de San Pedro.

Lo cierto es que el Gobierno de Carlos Ménem le perdió la pista, por lo que tampoco se descarta su complicidad. Un informe de la Interpol argentina confirmó que en la madrugada de ayer tres avionetas despegaron del aeropuerto de Buenos Aires. Se presume que Oviedo abandonó el país en una de ellas. El aparato pertenecería, según estos indicios, a uno de sus asesores legales, el abogado argentino Federico Pinto Kramer.

Lino Oviedo se encontraba asilado en Argentina desde finales del pasado mes de marzo, después de que se fugara de Paraguay a raíz de la dimisión de su amigo y protector, el ex presidente Raúl Cubas Grau.

En reiteradas ocasiones, el nuevo presidente argentino, Fernando de la Rúa, había señalado que su Gobierno revisaría el asilo concedido a Oviedo y que no se descartaba su posible expulsión. Desde hace algunos meses el ex militar paraguayo se encontraba confinado en Ushuaia, en el sur de Argentina, a causa de unas polémicas declaraciones a la prensa argentina, en su momento consideradas una flagrante violación a las normas de asilo.

El presidente paraguayo, Luis Ángel González Macchi, quien se encuentra en Argentina para asistir a toma de poder del presidente De la Rúa, canceló en el último momento su asistencia a una cena de despedida ofrecida por el presidente Carlos Menem.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de diciembre de 1999

Más información

  • Paraguay pone en alerta a sus fuerzas de seguridad y emite una orden de captura internacional