Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España necesitará 25 años más para equiparar su riqueza por habitante con la media de la UE

España forma parte de la rica Europa de los Quince, pero aún está lejos de alcanzar sus niveles de desarrollo económico. Tan lejos como un cuarto de siglo, y para ello tendrá que avanzar tan rápidamente como desde el año 1986, fecha de la adhesión a la UE. Ésta es la principal conclusión de un estudio de la Fundación BBV, publicado ayer, según el cual el pasado año el PIB por habitante español sólo alcanzaba el 81,45% de la media de la UE (igual a 100), que sólo superó Baleares, Madrid y Cataluña. Las regiones ricas han avanzado más que las pobres desde la adhesión.

En los últimos 40 años, España se ha acercado cada vez más a ese nivel de riqueza medio de la UE. En especial, desde la fecha de la adhesión, en el año 1986. Si en el año 1959, el PIB por habitante español superaba por poco la mitad (el 58,34%), en 1985 rozaba las tres cuartas partes (el 70,60%) y el pasado año las rebasó (el 81,45%), todo ello en relación a la media de la UE.Aunque España consiga mantener el ritmo de avance desde la adhesión -0,8 puntos anuales- habrá que esperar hasta el 2025 para conseguir un nivel de desarrollo económico similar al de los países de la UE. Estos cálculos se incluyen dentro del estudio sobre la Renta Nacional de España, que elabora la Fundación BBV.

Dentro de España existen, sin embargo, comunidades que sí tenían el pasado año un grado de desarrollo económico mayor que el europeo. Son sólo tres: Baleares (el 125,82%), Madrid (el 103,05%) y Cataluña (el 100,71%). Ésta última lo alcanzó el pasado año, tras haberlo perdido en el año 1977; Madrid lo perdió en 1979 y lo ha recuperado en 1991; y Baleares lo mantiene desde 1969.

La más alejada es la ciudad de Melilla (el 58,10%), seguida de Andalucía (el 58,86%) y Extremadura (el 59,67%). En términos generales, son las regiones más pobres las que menos avance han conseguido desde la adhesión a la UE, en relación a la media de los Quince. Las más ricas y las intermedias se han acercado más rápidamente.

El estudio también compara el grado de desarrollo económico en las diferentes regiones con la media española y de él se desprende que persisten las diferencias. El pasado año, sólo siete de las 17 comunidades más las ciudades de Ceuta y Melilla, superaron la media nacional en cuanto al PIB por habitante. Estas comunidades son Baleares, Madrid, Cataluña, Navarra, el País Vasco, La Rioja y Aragón. La de mayor diferencia es Melilla, seguida de Andalucía, Extremadura, Ceuta y Murcia.

La renta familiar media en 1998 sólo fue superada por Baleares, Cataluña, Navarra, Madrid, País Vasco, La Rioja, Aragón y la Comunidad Valenciana. La menor fue Melilla, seguida de Andalucía, Extremadura, Ceuta, Castilla-La Mancha, Murcia y Galicia.

Los casos más llamativos son los siguientes:

- Baleares. Es la comunidad más rica de España (el 154,48% sobre la media nacional), con el avance más rápido en los últimos años (casi 30 puntos desde 1955), posición en la que consiguió desbancar hace dos décadas a Cataluña y Madrid. Su tasa de paro fue el pasado año del 9,53%, muy inferior a la media nacional. Su renta familiar (143,36%) es también la más alta.

- Madrid. Es la segunda comunidad más rica (126,52% sobre la media nacional), pero ha perdido casi 30 puntos desde 1955. Su renta familiar es, sin embargo, la cuarta más alta (119%) y su tasa de paro es inferior en cuatro puntos a la media nacional.

- Cataluña. Es una de las comunidades que más ha retrocedido (36 puntos) en comparación con la media de desarrollo económico español. El pasado año se situó en el tercer puesto (123,64%) en cuanto al PIB por habitante, pero se mantuvo en el segundo respecto de la renta familiar disponible (119,03%). La tasa de paro más baja se registró en Girona y la más alta en Barcelona.

- Navarra. Es la tercera comunidad por renta familiar (114,4%) y la cuarta en cuanto al PIB por habitante (117,16%), nivel que se ha mantenido prácticamente igual en los últimos años. Su tasa de paro es muy inferior al de la media nacional.

- País Vasco. Su nivel de desarrollo económico en comparación a la media nacional ha retrocedido más de 60 puntos desde el año 1955, hasta situarse ahora en el 114,62%. Aún así, su renta familiar es la quinta más alta.

- Galicia. Forma parte del grupo de comunidades que no alcanzan la media nacional en cuanto al PIB por habitante (el 84,40%), aunque ha conseguido un crecimiento de casi 15 puntos en los últimos años. Se encuentra también entre las comunidades de más bajo nivel de renta (90,86%).

- Andalucía. Es la penúltima comunidad, sólo superada por la ciudad de Melilla, en cuanto al PIB por habitante y sólo representa el 72,26% sobre la media nacional. Su nivel de renta familiar es también el segundo más bajo (el 78,43% sobre la media nacional). Cádiz tiene la tasa de paro más alta de España (el 28,6%).

40 millones de habitantes

El estudio refleja también los cambios que se han producido en cuanto a la población y sus movimientos. En estos últimos 43 años, el número de habitantes de España ha pasado de los 29 millones de 1955 hasta los 40 millones actuales. El ritmo anual medio ha sido del 0,73%, aunque ha bajado al 0,25% entre los años 1985 a 1998.

Entre 1955 y 1998 han perdido población Extremadura, Melilla, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Con un mínimo crecimiento figuran Galicia, Ceuta, Aragón, La Rioja y Asturias. El mayor crecimiento se registró en Madrid, Canarias, Baleares, el País Vasco, Cataluña y la Comunidad Valenciana. A partir de 1985 el País Vasco perdió población y Cataluña la aumentó muy poco.

Las zonas rurales han perdido población, mientras que ha aumentado en las grandes ciudades, así como en los archipiélagos y en la costa mediterránea. El interior se ha despoblado, con las excepciones de Madrid, Zaragoza y Valladolid. El estudio estima que la población total se mantendrá en torno a los 40 millones de habitantes, pese a la baja tasa de natalidad porque se compensará con el aumento de la inmigración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999

Más información

  • Sólo Baleares, Madrid y Cataluña superaron en 1998 el nivel europeo, según un estudio del BBV