ETA ROMPE LA TREGUA

Arzalluz: "ETA nos tendrá enfrente si actúa"

El presidente del PNV reclama a Aznar que negocie "al menos como lo hicieron los socialistas"

Xabier Arzalluz fue tajante. "ETA nos tendrá enfrente si vuelve a actuar", dijo ayer el presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV). Pero también dio un paso más en sus discrepancias con el Gobierno de José María Aznar al reclamarle que, al menos, tenga un comportamiento como el de los Ejecutivos de Felipe González, que en todo momento -con su propios planteamientos políticos, precisó- mantuvo una línea abierta para la búsqueda de una solución política al problema del terrorismo. "Incluso en los últimos momentos, aún me acuerdo de cuando me llamó desde Doñana, mantuvo una línea de contacto a través de Ádolfo Pérez Esquivel (mediador a petición de ETA) para buscar una salida", dijo Arzalluz antes de iniciar una jornada política con sus compañeros de partido por varias localidades de la Rioja Alavesa.Algo más distendido que en las jornadas precedentes, pero sin obviar un segundo la gravedad de la situación política tras el anuncio de ETA de suspender su alto el fuego, Arzalluz reiteró sus críticas al presidente Aznar por su inmovilismo y la incoherencia que demuestra para poner fin al terrorismo. El presidente del PNV fue especialmente duro en sus calificativos con el ministro portavoz, Josep Piqué, al que calificó de "frívolo que dice tonterías"). Éste había criticado el día anterior la radicalización del PNV y lo que entendía como un escoramiento hacia las tesis nacionalistas más extremas.

Más información

"Lo único que ha hecho el PNV es lanzar un mensaje de paz. No hemos dicho nada nuevo. Está en los textos que hemos publicado, por ejemplo con motivo del centenario del partido, hace cuatro años. Lo que tiene que hacer el Gobierno es hablar menos y trabajar más. No ha aprovechado la tregua", indicó Arzalluz, aunque más adelante, a preguntas de lo periodistas, llegó a acusar al Ejecutivo del PP de no ser un Gobierno "sino una máquina de sacar poder" .

Además de "desafiar" a José María Aznar para que elabore un modelo diferente al Acuerdo de Lizarra, texto que negó fuera un proyecto político, sino un "método para resolver el conflicto", Arzalluz exigió que se rectifiquen "las calumnias que se han lanzado contra el PNV".

El lider nacionalista salió así al paso de quienes afirman que su partido se ha echado en brazos del radicalismo. "A ETA le hemos negado por dos veces el precio político que nos ha pedido. Antes de la tregua, aunque luego declararon el alto el fuego, y la última vez en julio pasado, cuando querían que convocaramos elecciones paralelas", afirmó rotundo.

ETA es "autista"

Arzalluz afirmó que si ETA, a quien calificó de "autista" por no escuchar nunca las manifestaciones populares, vuelve a atentar tendrá "enfrente, como siempre" a los peneuvistas. En ese sentido, condicionó su colaboración con Euskal Herritarrok al desmarque de Herri Batasuna en caso de una nueva acción terrorista. Sobre la coalición independentista dijo que en estos catorce meses de alto el fuego se ha dedicado a hacer "política de verdad. Sin que esto se haya valorado suficientemente".

Respecto a las propuestas para avanzar en el autogobierno vasco, Arzalluz negó haber pactado nada con HB ni con Eusko Alkartasuna." Estamos redactando unas propuestas. Que ellos redacten las suyas y luego cotejaremos para ver en qué estamos de acuerdo y cuales son las discrepancias. Estamos elaborando una ponencia, como cualquier partido ante un congreso", dijo. Dejó claro que el texto no será una alternativa al Estatuto de Gernika, sino que se pretende "partir de él para ir hacia adelante". El PNV se halla en un proceso de debate que debe concluir con la renovación en enero de la dirección del partido.

En este sentido, afirmó que tienen toda la razón quienes dicen que Arzalluz tiene que abandonar el cargo; lo que fue acogido con sonrisas por los presentes. Antes de concluir, el presidente del EBB señaló que su propuesta parte del marco legal vigente. Recordó que su formación no aprobó la Constitución, pero que la acató y la acata hoy en día.

Por su parte el presidente del Gobierno, en la misma línea que el día anterior hiciera su portavoz, Josep Piqué, advirtió ayer a la dirección del PNV de que no se puede dar la razón a los terrorista y menos cuando anuncian que van a volver a matar. Lo dijo en Berlín, en presencia del canciller alemán, Gerhard Schröder. Precisamente, Arzalluz había criticado la contradicción del presidente del Gobierno de no querer "internacionalizar" el conflicto vasco y de sacarlo a relucir en todos los foros a los que acude en el extranjero.

Según Aznar "si una organización terrorista les dice a todos que si no le dan la razón vuelve a matar, y la respuesta a eso es que te doy parte de la razón, y además de eso la organización está dispuesta a matar, ese es el más grave error que se puede cometer", informan José Miguel Larraya y Pilar Bonet .

Camino equivocado

Aznar fue más lejos al sentenciar, tras recibir la solidaridad de su colega alemán, que "algunos dirigentes del PNV han equivocado profundamente el camino, el sentido de lo que hay que hacer".

También reiteró, a preguntas de los periodistas, su convicción de que ETA jamás ha tenido intención de lograr la paz, sino que lo que ha intentado es conseguir sus objetivos sobre crímenes, extorsiones y asesinatos. "En una democracia, en las instituciones, se puede hablar de todo. En el Parlamento español, en el vasco, en el Bundestag, se puede hablar de todo, se puede defender todo, se puede defender cualquier idea. Para eso están las instituciones. Pero no se puede, ni hay ninguna razón para cobrarse precios por la violencia, o intentar resolver las cuestiones al margen de las instituciones, buscando ventajas y contrapartidas por el ejercicio o la comprensión de la violencia", dijo.

El presidente del Gobierno viajó a Berlín, acompañado de varios de sus ministros, para asistir a una nueva cumbre Hispano-alemana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de diciembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50