Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García de Cortázar define el XX como el siglo de las paradojas

El historiador resume los avatares de la centuria en 36 capítulos

Un siglo de paradojas. Así definió Fernando García de Cortázar esta centuria que está a punto de terminar, un "siglo XX que ha sido testigo de la gloria de Einstein y de los horrores de Hitler, del viaje a la Luna y de las deportaciones masivas a Siberia ordenadas por Stalin". El catedrático ha publicado en 36 capítulos de temas, conflictos o personajes su Breve historia del siglo XX (Círculo de Lectores).

Desde los árabes al muro de Berlín, desde Churchill a Lenin, desde la revolución feminista a los Balcanes, García de Cortázar ha organizado su libro "al estilo de una enciclopedia pero escrito por la misma persona y con visión de conjunto", según señaló el lunes José Luis Sampedro, uno de los presentadores de Breve historia del siglo XX. Fernando García de Cortázar (Bilbao, 1942), catedrático de Historia Contemporánea en Deusto, doctor en Historia y en Teología, destacó la necesidad de que los investigadores se dediquen a la "alta divulgación"."La Historia", comentó el autor, "debe hacer balance y tener un papel justiciero. No creo, por otra parte, que los historiadores debamos esperar 40 o 50 años para analizar los acontecimientos. La Historia ha de actuar también desde el presente". García de Cortázar huyó de los esquematismos de optimistas y pesimistas a la hora de repasar el siglo XX. "Se trata de una centuria con suficientes luces que permiten la esperanza y con indudables sombras que avalan también el pesimismo", observó.

Tras reconocer que había aplicado una mirada crítica sobre el siglo XX, el historiador vasco se atrevió a situar la revolución comunista como el hecho más determinante de la centuria, al tiempo que citó al líder indio Mahatma Gandhi (1869-1948) como el personaje por el que sentía más simpatía.

Mientras el escritor José Luis Sampedro calificó el libro de "útil y práctico", el historiador Carlos Taibo definió el texto, durante su presentación pública, como "antídoto contra los libros negros que sólo reflejan la visión de los vencedores". Taibo concluyó: "Hay escasos motivos para un optimismo descarnado en un mundo donde sólo una de cada cuatro personas vive dignamente". García de Cortázar añadió: "La idea de igualdad debe imponerse a la de propiedad de cara al futuro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 1999