Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todo por la lectura del libro

La creación de la Fundación Día Internacional del Libro fue decidida en el congreso de la Unión Internacional de Editores celebrado en Barcelona en 1996. Durante estos casi cuatro años se ha ido estructurando para que el Día Mundial del Libro "tenga presencia y aceptación universal. Ya se han creado fundaciones nacionales de este tipo en unos 40 países; entre ellos, el Reino Unido, Suecia, Noruega, Corea y Japón"."En estos momentos, en los países ricos aumenta sin cesar el nivel de alfabetización y de lectura, y en los otros se incrementa la analfabetización. Un ejemplo: el 90% de los libros que circulan en África son de texto. Eso quiere decir que, pasada la época escolar, no se continúa leyendo. Uno de los grandes retos de la fundación es hacer llegar libros adonde hagan falta y contribuir con todos los medios a nuestro alcance a la lectura. De lo contrario, no se justificaría nuestro trabajo: somos empresarios responsables de producir bienes culturales".

Una de las obligaciones que se ha impuesto la Unión es la formación de editores en países en vías de desarrollo, "donde hay gentes de gran cultura, pero donde faltan medios para hacerlos y tampoco hay capacidad para adquirirlos ni para leerlos".

La Fundación Día Internacional del Libro ha puesto en marcha con la Unesco una atractiva iniciativa: elegir cada año una ciudad de cualquier país presente en la Unión como capital mundial del libro. "Significará que en ella se celebrarán actos, ferias, encuentros, etcétera. El libro y los lectores serán los protagonistas". En el transcurso del año 200 habrá ya una capital del libro, en opinión de Vicens. "Ya hay varias candidatas; la verdad es que todas quieren serlo. La Federación de Gremios de Editores está muy interesada en conseguir que sea capital una ciudad española y ha preparado ya varias candidaturas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de noviembre de 1999