Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad cede ante los médicos para que apoyen las fundaciones

El Insalud y la Organización Médica Colegial (OMC), que agrupa a todos los colegios profesionales médicos, han llegado a un principio de acuerdo sobre el reglamento que debe desarrollar las fundaciones públicas sanitarias. El Gobierno ha conseguido atraerse a los representantes de la organización con los que negociaba desde hace más de un mes a cambio de dar ligeros retoques al texto para dar cabida a sus pretensiones. El apoyo de la OMC, que aún debe ser aprobado en la reunión de su asamblea prevista para el próximo sábado, contrasta con el rechazo del mismo texto que mantiene la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM).El presidente ejecutivo del Insalud, Alberto Núñez Feijóo, se mostró ayer en el Congreso confiado en el cambio de postura de los colegios médicos, cuya asamblea rechazó el texto en septiembre. El compromiso alcanzado entre la comisión negociadora de la OMC y los representantes del Insalud sobre el reglamento de nuevas formas de gestión sanitaria implica reformar algunos de sus artículos para dar más presencia a los médicos en los centros hospitalarios, reconocieron fuentes del instituto.

A cambio de ese apoyo que aún debe materializarse, el Insalud recibe el reconocimiento expreso de su talante negociador, que ayer volvió a recordar Núñez Feijóo, y de los principios que inspiran la reforma impulsada por el Gobierno.

Carácter público

Esos principios son: garantizar el carácter público de las futuras fundaciones, descentralización de las decisiones, participación de los profesionales, preservar el régimen estatutario del personal y establecer mecanismos que permitan a aquellos de los 82 hospitales que gestiona el Insalud decidir su conversión en fundación pública sanitaria de forma voluntaria. El principio de garantizar el carácter público de las fundaciones es cuestionado por la oposición política (PSOE e Izquierda Unida), algunos sindicatos (UGT, CCOO, CESM) y asociaciones de consumidores, vecinos y profesionales, como la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Públicas.Con el apoyo de los colegios médicos, el Insalud salva uno de los últimos escollos del texto, que no sólo regula las fundaciones públicas sanitarias, sino todas las nuevas formas de gestión (fundaciones, empresas públicas y consorcios). La aprobación definitiva del reglamento es un "objetivo de legislatura" tanto para el ministro de Sanidad y Consumo, José Manuel Romay Beccaría, como para el propio Núñez Feijóo, que se ha empeñado en sacar adelante un reglamento consensuado con los sindicatos y los colegios médicos. Sin embargo, después de cinco meses de negociaciones, el reglamento sólo fue suscrito el pasado mes de junio por el sindicato de enfermería SATSE y el de funcionarios CSIF. Recibió un ambiguo rechazo de CCOO y otro rotundo de UGT y del sindicato médico CESM.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1999