Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El inspector Lucas abonó sus deudas fiscales con una transferencia desde Suiza

El inspector jefe de la unidad regional de Hacienda en la delegación de Cataluña, José Lucas Carrasco, que regularizó sus deudas con Hacienda el 8 de noviembre al día siguiente de trascender que tenía cuentas bancarias en Suiza, lo hizo mediante una transferencia directa desde ese país por un importe de 29 millones de pesetas, según fuentes de la propia Agencia Tributaria.Esto indicaría, según los responsables de la investigación, que Lucas todavía posee fondos no identificados en Suiza, por lo que tanto la Fiscalía como Hacienda no descartan que sea posible bloquearlos una vez que el funcionario sea imputado judicialmente, algo que aún no se ha producido.

Ayer mismo, la Agencia Tributaria transmitió a la Fiscalía Anticorrupción todas las pruebas que ha reunido hasta ahora sobre las pruebas de los presuntos negocios comunes entre el inspector Lucas y el constructor barcelonés y presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep Lluís Núñez.

La documentación incluye las facturas emitidas por la sociedad de Lucas, LML, y que fueron pagadas por empresas del grupo Núñez y Navarro. LML tenía una facturación anual de más de 100 millones de pesetas y durante varios años el principal y casi exclusivo cliente de la misma fue Núñez y Navarro.

También constan todas las operaciones imobilarias, más de una docena, mediante las que Lucas, bien a título personal, bien a través de su sociedad, adquirió a las empresas del promotor inmobiliario diversas fincas y locales a precios inferiores a los vigentes en el mercado en su momento.

Sin embargo, las pesquisas sobre Lucas no se ciñen exclusivamente a sus relaciones comerciales con Núñez, que fuentes de la investigación consideran incompatibles con su condición de funcionario de la Hacienda Pública.

Núñez negó ayer en declaraciones radiofónicas que sus relaciones con el inspector Lucas pudieran ser irregulares y atribuyó las informaciones publicadas a una campaña. Según el constructor, "media Barcelona posee pisos de Núñez y Navarro", por lo que es normal que Lucas hubiera adquirido a este grupo diversas propiedades. Asimismo, descartó que hubiera dado un trato de favor al funcionario o que le hubiera asesorado desde su empresa particular. Núñez aseguró que su grupo empresarial paga cada año más de 2.000 millones a Hacienda.

Otros sectores

Lucas fue también inspector de los sectores textil y del de alimentación y bebidas, en los que también se han detectado indicios de posibles comportamientos irregulares.De hecho, el informe elaborado el pasado verano por el Servicio de Auditoría Interna (SAI) de la Agencia Tributaria ya revisó un gran número de actas referidas a empresas del sector del cava, en el que Lucas estuvo operando de forma especialmente activa.

El informe del SAI, que incluía un listado de esas actas de inspección, no incluyó, sin embargo, ninguna referencia a que se hubieran detectado en ese momento irregularidades en esas actas revisadas. Posteriormente, una vez conocida la existencia de las cuentas en Suiza, Hacienda informó que estaba investigando desde hacía meses las actividades de Lucas.

El secretario de Estado de Hacienda, Juan Costa, afirmó ayer en Barcelona que la Agencia Tributaria todavía no está en condiciones de dar por cerrada la investigación sobre casos de presuntas irregularidades en la inspección de empresas en Cataluña y que este proceso puede durar aún "semanas o meses". Costa defendió la honradez de la inmensa mayoría del colectivo de funcionarios de la Inspección de Hacienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1999

Más información

  • La Agencia Tributaria explica al fiscal los pagos de Núñez al funcionario