Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entre la información y el silencio

Expertos debaten en las III Jornadas de Prensa Vasca sobre los medios de comunicación en el proceso de paz

Miguel Ángel Moratinos, alto representante de la UE en el proceso de paz en Oriente Medio, recuerda que a los periodistas les pagan para revelar los secretos y a los diplomáticos, por silenciarlos. Este dilema entre el deber de informar y la obligación de callar en la resolución de conflictos, como el vasco constituyó el núcleo sobre el que giró ayer la apertura de la III Jornadas de Prensa Vasca, dedicadas a Medios de comunicación en los procesos de paz, que siguen hoy y mañana en Bilbao.Juan María Atutxa, ex consejero de Interior y actual presidente del Parlamento vasco, inauguró el simposio invitando a la reflexión sobre el modo en que los periodistas deben abordar el proceso de paz. Atutxa fue crítico. Estimó que desde el alto el fuego de ETA se ha"vivido en demasiadas ocasiones prisioneros de la política y del periodismo de trinchera, de la pluma militante (...) Han proliferado los propagandistas por encima de los notarios de la realidad". El ex consejero aconsejó a los periodistas ser muy precavidos sobre las fuentes de las noticias, a veces clandestinas, dijo, otras poco nítidas y generalmente "nada angelicales, por no decir intoxicadoras".

Filtraciones de Interior

A las filtraciones interesadas del Ministerio del Interior y a su afán "por convencer a la prensa de lo que es políticamente correcto" sobre lo que ocurre en Esukadi se refirió la ex secretaria de Estado de Interior y actual magistrada de la Audiencia Nacional, Margarita Robles. Advirtió sobre el riesgo que corre el proceso de paz si se convierte en " virtual y no real", en el que sólo interesa lo que cuentan los medios. Frente a este "profundo error", abogó por un proceso "callado", en un momento en el que ETA aún no ha declarado una tregua definitiva, pervive la violencia callejera y se practica una política penitenciaria "mezquina".

Los 300 estudiantes que siguieron la jornada expresaron su acuerdo con el periodista Fernando Iturribarria. Defendió éste el derecho a informar frente a la "autocensura" que debe imponerse a veces el periodista, "salvo que tenga interés en sabotear el proceso". Esta tesis fue defendida por el profesor de la UPV Ludger Mees. "Se requiere un determinado grado de secretismo", dijo Mess, quien animó a los medios a usar un lenguaje aséptico y a adoptar medidas conjuntas que favorezcan el proceso. El letrado Txema Montero abogó por la solución del conflicto a través del diálogo y no de los medios de comunicación, a los que pidió que no lo "obstaculicen".

En la segunda mesa de la jornada, el filósofo Fernando Savater y los periodistas Santiago González y Miguel Ángel Aguilar coincidieron en que la paz sólo será posible si ETA abandona la violencia. "La paz es la suspensión de la violencia por quienes la practican. Los que nunca la han practicado no pueden hacer nada por la paz", aseveró Savater. Kepa Aulestia, ex dirigente de EE y hoy comentarista político, señaló la gravedad de no asumir que el proceso de paz es ya una realidad. "El juego político trata de prolongarlo [el conflicto] y proyectarlo hacia la sociedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de noviembre de 1999