Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España mantiene el ritmo inversor en Chile pese al 'caso Pinochet'

España sigue siendo el principal país inversor en Chile y las relaciones comerciales entre ambas naciones no se están viendo afectadas significativamente por el caso Pinochet. Así se puso de manifiesto ayer en el seminario hispano-chileno organizado por la patronal CEOE y en el que participaron, entre otros, el vicepresidente del Comité de Inversiones Extranjeras de Chile, Eduardo Moyano, y el presidente de la Fundación Siglo XXI, Rafael Urriola, próximo al candidato socialista a la presidencia de Chile, Ricardo Lagos.Según Moyano, hasta junio, las inversiones españolas en Chile se han situado en 3.800 millones de dólares (589.000 millones de pesetas), más de la mitad del total de inversiones españolas en el país desde el año 1974.

En opinión de Moyano, "el problema [provocado por el procesamiento de Pinochet] está localizado en el ámbito político y jurídico internacional", sin que afecte al ámbito empresarial. En el mismo sentido se pronunció Urriola, para quien el caso Pinochet no afecta a la estabilidad institucional en Chile. El encargado de relaciones internacionales de la CEOE, José María Lacasa, coincidió con los conferenciantes chilenos en que a los empresarios españoles les preocupa más la situación económica en Chile que el caso Pinochet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de noviembre de 1999