Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justicia ordena que en la inscripción de nacimiento figure la madre biológica

El Supremo anuló la posibilidad de ocultación

El Ministerio de Justicia anunció ayer una próxima orden por la que se suprimirá la posibilidad legal de que las madres oculten su identidad en la inscripción del nacimiento de sus hijos en el Registro Civil, habitualmente utilizada como paso previo para la entrega de los hijos en adopción. Mediante esta orden, la ministra de Justicia Margarita Mariscal de Gante adaptará la normativa a lo establecido por la sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo del pasado 21 de septiembre, que declaró derogados "por inconstitucionalidad sobrevenida" los preceptos de 1957 que permitían dicha ocultación.Estos preceptos admitían que en la inscripción del nacimiento de un hijo se suprimiera la identidad de la madre biológica, hasta el punto de que se prohibía a los facultativos y demás personal sanitario asistente al parto que identificaran a la madre "contra su voluntad". En la práctica, en estos casos, los ginecólogos omitían la filiación materna amparándose en el secreto profesional.

La orden ministerial, cuyo contenido esencial anticiparon ayer fuentes oficiales de Justicia, modificará los formularios para la inscripción de nacimientos en el Registro Civil, de modo que "desaparecerá la posibilidad de que los médicos que asistan en los partos puedan omitir la identidad de las madres biológicas, recurriendo a la figura del secreto profesional".

La medida cumple la sentencia del Supremo (véase EL PAÍS de 14 de octubre) que consideró que la ocultación de la identidad materna "pugna con el principio de libre investigación de la paternidad y con el de igualdad", así como que afecta "a la misma dignidad de madre e hijo".

La intimidad, a salvo

En línea con lo sugerido por el Supremo, Justicia anticipa que la intimidad quedará garantizada, mediante la limitación de la publicidad registral, de modo que únicamente tenga acceso a la información sobre la identidad de la madre el hijo, la madre biológica y, en su caso, los adoptantes. En el nuevo formulario del Registro Civil habrá un recuadro en el que figurarán las huellas dactilares del hijo y de la madre biológica.

La juez del Registro Civil de Madrid Susana Salvador está "absolutamente de acuerdo" con la decisión del Supremo, al facilitar que "la identidad de la madre se determine por el parto" y dejar también a salvo su intimidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 1999