Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denunciado un edil de Valencia por cerrar La Mata del Fang de L"Albufera

El Centre d"Aqüicultura Experimental (CAE), grupo conservacionista dedicado al estudio y defensa de peces de agua dulce, ha puesto una denuncia contra Vicente Aleixandre, concejal del PP en el Ayuntamiento de Valencia y responsable de las áreas municipales de Descentralización y de la Devesa de L"Albufera, por un aterramiento en el valioso paraje del lago conocido como La Mata del Fang. Según la organización, el edil participó activamente, incluso delante de los medios de comunicación, en el cegado de varios canales o rastres de la pequeña península de tierra que se adentra desde el sureste en la lámina de agua del lago. Una transformación en uno de los lugares más valiosos del parque natural que, al parecer, no cuenta con ningún tipo de permiso. En la denuncia por escrito, el CAE acusa al edil del "depósito de grava, de lugares distintos del parque, justo en el embarcadero propiedad del Ayuntamiento de Valencia, que es trasladada posteriormente con barcazas y depositada en la parte exterior de los rastres que se localizan en la conocida Mata del Fang con la intención de cegarlos". Y lamentan que el objetivo se haya conseguido en uno de ellos, en el Rastre de Ponent, "donde se observa un cordón de unos tres metros de ancho de grava que obstaculiza el intercambio de agua", La actuación lleva "al deterioro de gran parte del agua, que se ve privada de las pequeñas corrientes" de los canales. Un hecho que supone "un deterioro con fuertes olores a putrefacción".

Reserva de alto valor

La Mata del Fang, considerada una reserva de alto valor ecológico dentro del parque, es un brazo de tierra de forma curva que encierra una laguna dentro de L"Albufera. No es una península continua sino que la pequeña laguna renueva sus aguas, cuando el lago tiene un nivel elevado, mediante el Rastre d"en Terra, el Vell, el de l"Anxumara, el de Llevant, el de Ponent y el de Coster.

Según el CAE, los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente consultados ignoraban que se realizaran obras en el enclave. Tampoco en la Oficina Técnica de L"Albufera han expedido permisos para aterrar los rastres. Es decir, que el cerramiento de esos canales carece, siempre según los ecologistas, de un informe técnico de viabilidad, del informe del Consejo Rector del Parque y de la obligada evaluación de impacto ambiental, "vulnerando con ello distintas normas protectoras del parque, y que, en las actuales circunstancias, podrían también ser constitutivas de delito".

Pese a todo, Salvador Peiró, del CAE, afirma que en el Ayuntamiento le aseguraron estar al corriente de las obras y que hasta le dijeron que éstas las estaba "realizando el concejal Vicente Aleixandre y tienen el consentimiento de María Jesús Puchalt [edil de parques y jardines]". Curiosamente, el CAE supo del aterramiento por la prensa, donde Aleixandre aparecía en fotos dirigiendo las obras de cerramiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 1999