Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CCOO critica el desinterés de la Agencia Tributaria por el euskera

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) de Euskadi considera que la Agencia Tributaria actúa con escaso interés hacia el euskera. Rafa Calafat, delegado de Comisiones Obreras en la mencionada institución dependiente del Ministerio de Hacienda, ha criticado que la única respuesta clara a la demanda de los trabajadores de recibir cursillos de lengua vasca sea que se impartirán fuera del horario laboral. Ése no es el mayor problema en opinión del sindicato, que tiene la representación mayoritaria en la Agencia, sino que "no hay presupuesto, ni continuidad, ni una selección" de aquellos trabajadores que deberían tener prioridad a la hora de aprender euskera o mejorar sus conocimientos de ese idioma.Calafat recuerda que en el año 1993 se impartieron clases de vascuence, dentro del horario laboral, pero fuera del horario de atención al público, a todo el empleado que quiso. Se apuntó un centenar de los cerca de 180 trabajadores. Hubo dos problemas: "La academia que dio las clases no estaba homologada" y no hubo continuidad.

El delegado de CCOO considera además un "agravio comparativo" hacia el euskera el que ese curso se tenga que dar por la tarde cuando se imparten otros de formación continua -"de impuestos especiales o informática, por ejemplo"- por la mañana.

Comisiones Obreras defiende que se forme con criterios de calidad y no de cantidad. Recuerda como un error el que en los cursillos de 1993 no hubiera unas pruebas de acceso.

También critica que los contribuyentes vascohablantes no puedan ser atendidos en este idioma. En la Agencia Tributaria "el bilingüismo se limita a los carteles", sostiene tajante Calafat, quien añade que en Cataluña la sensibilización de la Agencia es mayor: existen cursos de catalán, impartidos por el sindicato y por la propia institución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de octubre de 1999