Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arafat convierte las milicias de Al Fatah en un nuevo cuerpo de policía

Las milicias armadas de Al Fatah se han convertido en el octavo cuerpo policial de la Autoridad Nacional Palestina, bautizado "Fuerzas Especiales". Yasir Arafat ha solventado con este compromiso el grave problema suscitado hace un año en su propio partido, cuando los militantes de Al Fatah se negaron a ser desarmados, en una "sublevación" que costó la vida a un niño hispanopalestino de 15 años. Y se asegura con esta medida la fidelidad y el apoyo de la principal fuerza de la Organización para la Liberación de Palestina, OLP.Cerca de 200 miembros de élite de Al Fatah constituyen el núcleo fundacional de esta recién nacida organización policial. Los nuevos servidores del orden público palestino han recibido instrucción durante unos dos meses en un campamento de la ciudad de Jericó, con el objetivo de establecer crear otros cinco campos de entrenamiento en Cisjordania para ser desplegados luego en todos los territorios autónomos palestinos y establecer su base general en la banda de Gaza. El cuerpo, al mando directo de Arafat, será dirigido por Bashiir Nafi"a, un veterano de la organización fundamentalista Yihad Islámica.

Esta medida preocupa a Israel, que denuncia el excesivo número de fuerzas policiales y de agentes de seguridad, por encima de las limitaciones acordadas en Oslo.

[Por otra parte, el Gobierno israelí ha postpuesto hasta mañana la liberación de 151 presos cuya salida a la calle se había anunciado para hoy a pesar de la fecha inicial del 8 de octubre inicialmente fijada en el acuerdo de Sharm el Sheij, informa France Presse. La radio oficial israelí anunció ayer que en este segundo grupo de presos figura una docena de miembros de Hamás y de la Yihad Islámica, los dos movimientos palestinos integristas, lo que en principio suponía una suavización de la postura israelí.

Sin embargo, el ministro palestino encargado del asunto, Hisham Abdelrazek, atribuyó el retraso a una "seria crisis" ocurrida "durante la discusión de la lista de los prisioneros que deben ser liberados". "Los israelíes sólo quieren liberar a detenidos que ya han cumplido la mayoría de las penas", explicó Abdelrazek.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 1999