Donaciones, el 50% de la colección

La semana pasada se abría la exposición de Julio González: tres esculturas y 60 dibujos que se quedarán en estas salas del museo para siempre. Representa la recuperación de las tradiciones que han hecho posible lo que es el museo de Bilbao hoy día -las donaciones- y continúa un nuevo camino: las daciones. Zugaza lo explica: "Lo que se ha hecho con esta colección es presentar la adquisición que ha hecho la Diputación mediante la fórmula de dación del BBV, es decir, el pago de impuestos a través de obras de arte. Esta fórmula permite adquirir una obra que estaba en el extranjero y que se consigue gracias a la mayor agilidad de adquisición de una entidad privada porque dispone de más autonomía que una pública, y eso compensa. Pero a esa dación de una de las esculturas más emblemáticas del artista catalán, íntimo amigo y maestro de Picasso, hay que añadir la generosa donación de un conjunto de obras originales, donación realizada por Viviane Grimminger, depositaria de la Sucesión González, por creer que este museo es un lugar idóneo y digno para mostrar la obra y rendir tributo a la memoria del artista". Pero lo que mas resalta Miguel Zugaza es el hecho de que confía en que detrás de esta donación vengan otras (el Museo de Bellas Artes hoy tiene un 50% de obra procedente de donaciones particulares) y recupere lo que fue una costumbre fundamental para la formación de las importantes colecciones: "Espero que detrás de la de Julio González vengan otras donaciones".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS