Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU acusa a Casas de tenerlos "a pan y agua" sobre lo ocurrido en plaza Cerdà

La comisión de Urbanismo que ayer se celebró en el Ayuntamiento de Barcelona fue el escenario de una refriega entre el equipo de gobierno y la oposición. El tema: las inundaciones de la plaza de Cerdà en los dos aguaceros que cayeron sobre la ciudad los días 3 y 14 de setiembre. "A pesar de los días que han pasado, no hemos tenido acceso a ningún informe, ni siquiera se nos han contestado las preguntas que hemos hecho. Que nos tengan a pan y agua no nos parece bien", recriminó el portavoz de CiU, Josep Mirò i Ardevol.

En la comisión no se trataba de nada relativo a los dos episodios generados por los aguaceros. Sin embargo, fue de lo primero que se habló a instancias de los concejales de la oposición de CiU y el PP. El portavoz de CiU, Josep Miró i Ardevol, recriminó al primer teniente de alcalde y presidente de la comisión, Xavier Casas, la actitud que ha mantenido el equipo de gobierno municipal respecto a las inundaciones: "El proceso del expediente que se está instruyendo no es excusa para no informar de lo que ha ocurrido. Tienen el deber de aclarar por qué primero dijeron unas cosas -la cantidad de lluvia como principal causante de las inundaciones -y luego otras-cuando reconocieron fallos en algunos de los puntos de drenaje de la plaza-. A pesar de los días que han pasado, como grupo de la oposición no hemos recibido ningún papel, ningún informe. Ni siquiera nos han contestado a las preguntas que hemos formulado. No hemos tenido ninguna información y no nos parece bien que nos tengan a pan y agua. Bueno, más bien a más agua que a pan", espetó el portavoz de CiU a Casas. Miró i Ardevol añadió que, como oposición, exigían recibir el informe de la ingeniería Bechtel -que apuntó deficiencias en la ejecución de la obra de la plaza de Cerdà además de irregularidades en unas válvulas del sistema de drenaje- antes de que se celebre el próximo pleno municipal, previsto para el próximo miércoles. Y también demandó conocer cuál es el criterio que tendrá el equipo de gobierno municipal a la hora de fijar responsabilidades por el fiasco. Emilio Álvarez, del grupo municipal del PP, siguió los pasos de CiU y también se quejó de la falta de información, a la vez que formuló varias preguntas sobre el estado de las obras de otros dos depósitos de aguas, el de Zona Universitaria y el de la calle Bori Fontestà. Xavier Casas no quiso avanzar cuál será la decisión del alcalde, Joan Clos. Reiteró que todavía se está instruyendo el expediete y que no adelantaría nada: "por mínima prudencia y elegancia a la espera de que concluya la instrucción". "Estamos trabajando para aclarar todas las causas que pudieron influir en las dos inundaciones y, en el caso de que existan, estableceremos responsabilidades. Haremos las cosas bien hechas", concluyó Casas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 1999

Más información

  • Casas insiste en que todavía está abierta la investigación