Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Iglesia asegura que la residencia de ancianos de Tocón estará para el 2000

La Iglesia Católica, responsable del cumplimiento del testamento de un terretaniente de Tocón (Granada) que dejó su fortuna al pueblo, aseguró ayer que el año próximo estará terminada la residencia de ancianos construida con parte de los fondos obtenidos por la venta del patrimonio de la herencia. El Arzobispado de Granada negó que los bienes legados por Carlos Arévalo al pueblo sumen 1.200 millones, como mantiene una asociación de vecinos, sino menos de 400, según dos tasaciones hechas años atrás. La Iglesia calificó ayer de "calumniosas" las manifestaciones hechas por los vecinos sobre el valor de los bienes. "En el seno de la fundación ha causado una enorme sorpresa esa reacción absolutamente incomprensible de unos pocos vecinos de Tocón ya que la fundación San Carlos y Santa Margarita cumple fidelísimamente los deseos" del testador. La residencia dispondrá de 10 habitaciones con capacidad para 20 personas. En un comunicado, el Arzobispado asegura que en el testamento "no se ordena la puesta en marcha de una residencia de ancianos" sino que se limita a precisar "la necesidad de atender a los ancianos pobres de Tocón, preferentemente, y también dar becas para estudios eclesiásticos, estudios civiles y otros fines de marcado carácter eclesial". Respecto a la finca de Arévalo, que ocupa el 95% del pueblo, la iglesia asegura que pagó 35 millones de pesetas para dejarla libre de arrendamientos y que la ofreció a los habitantes de Tocón y a los colonos antes de venderla parcialmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de septiembre de 1999