Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aulas de ayer y hoy

Una pizarra coronada por un grueso crucifijo de madera recoge una cita fechada el 1 de diciembre de 1943. Es del Padre Ripalda, autor de uno de los más populares catecismos del franquismo. La cita, que las alumnas debían copiar cinco veces, recoge un obsoleto consejo: "Debéis saber que para llegar a ser inmejorables mujeres de hogar y excelentes ciudadanas de nuestra patria, habéis de cultivar y tener siempre frescas las rosas fragantes de la bondad".Se trata del decorado en el que se recrea un aula de hace 50 años y que forma parte de la exposición El libro de texto en una España plural, que se inauguró ayer, organizada por la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE) en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

A la derecha de la pizarra, una foto de Franco; a la izquierda, otra de la Inmaculada Concepción, y a a su alrededor, un gran ábaco de madera, un afilalápices y un mapa de España lleno de trigo pintado, que recogía la riqueza agrícola y pecuaria del país en los años treinta. Los pequeños pupitres de madera proceden del madrileño colegio público Andrés Mellado.

En la muestra se recogen 21.300 de los 25.000 libros de texto actuales, que contrastan enormemente con los antiguos que se ven en varias vitrinas. En ellas hay además utensilios escolares de hace décadas y destaca una foto del rey Juan Carlos de niño, tomada el día que ingresó en el Instituto San Isidro de Madrid. En otras dos zonas de la exposición se exhiben facsímiles de las cuatro leyes educativas españolas que han tenido vigencia en este siglo, con las firmas de Isabel II, Franco y el rey Juan Carlos; así como paneles que indican cómo están organizados los sistemas educativos y las normas sobre los textos en cada país de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de septiembre de 1999