Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Constituyente y el Congreso compartirán sede en Venezuela

Los miembros del Parlamento y de la Asamblea Constituyente de Venezuela pondrán a prueba su capacidad para convivir dentro de la misma sala legislativa según el "acuerdo de autorregulación para coexistir" firmado entre ambas instituciones y anunciado en la madrugada de ayer (hora española) por la Conferencia Episcopal venezolana. Ambas instancias compartirán el mismo edificio hasta que se refrende la nueva Constitución, prevista para las primeras semanas del próximo diciembre. Como garante del pacto político o entendimiento, el secretario general de la Conferencia Episcopal, Hernán Sánchez Porras, leyó los ocho términos del acuerdo en los que ambos organismos legislativos se comprometen a actuar bajo "el principio de la autorregulación" mediante el cual "cada una de estas instituciones ejercerá sus atribuciones para el cumplimiento de sus fines y no para generar conflictos innecesarios".

El acuerdo permite que la comisión delegada, integrada por 23 parlamentarios, se vuelva a constituir el próximo martes para discutir las leyes de crédito público, el presupuesto nacional del año 2000 y los viajes del presidente Hugo Chávez. También han sido retiradas las cadenas de las puertas del palacio legislativo para que los parlamentarios puedan entrar y reiniciar las sesiones ordinarias del Congreso el próximo 2 de octubre.

Violentos enfrentamientos

Los representantes de las distintas fuerzas políticas del Congreso (260 escaños), entre ellas Acción Democrática, Copei y Proyecto Venezuela, y la directiva de la Asamblea Nacional Constituyente (131 miembros) suscribieron este pacto de caballeros, producto de cinco reuniones celebradas bajo un clima de tensión, después del violento enfrentamiento ocurrido el viernes 25 de agosto, cuando 30 parlamentarios y varios manifestantes y periodistas resultaron lesionados. Las partes en conflicto también acordaron nombrar una comisión mixta que determinará la agenda legislativa del Parlamento, la actividad de las asambleas legislativas regionales, de las 23 gobernaciones sometidas a la Asamblea Nacional, y verificará el cumplimiento del pacto mientras los diputados de la Asamblea Constituyente terminan de redactar la nueva Carta, algo que puede estar listo para noviembre, según afirmó el vicepresidente de la Asamblea, Isaías Rodríguez.

Pese al acuerdo alcanzado, considerado como sensato pero frágil y precario por los analistas, no se descarta que surjan futuras crisis políticas en el proceso de reacomodo de los dos organismos legislativos en los próximos meses, hasta que el electorado venezolano vote en referéndum la Constitución de la V República en diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de septiembre de 1999