Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Flexibilidad libia

Londres

Muammar el Gaddafi planea celebrar el 30º aniversario de la revolución libia presentándose como un líder reformador. Sus actos incluyen una reunión extraordinaria de la Organización para la Unidad Africana. La pasada semana recibió calurosamente a los delegados de un congreso de inversores. Su propósito era promocionar a Libia como destino turístico y anunciar un enorme programa de inversiones (...). Borrar la imagen de Libia como Estado patrocinador del terrorismo necesitará largo tiempo y medidas más profundas. Pero desde que las Naciones Unidas aprobaron la suspensión de sanciones debido a la entrega de los sospechosos en el caso Lockerbie, Gaddafi ha adoptado otras decisiones. Ha ofrecido compensaciones a las víctimas del atentado en un vuelo francés sobre Níger. Se ha mostrado dispuesto a colaborar en la investigación del tiroteo a una policía británica ante la Embajada libia en Londres. El Reino Unido ha reanudado relaciones diplomáticas. Otros países europeos mejoran sus lazos atraídos en parte por contratos lucrativos. Pero Gaddafi necesita mejorar también los asuntos internos. Las organizaciones humanitarias lamentan los centenares de prisioneros políticos. Existe caos económico debido a una gestión errática. Recientemente ha afirmado que sólo el sector privado crea empleo, (...) pero en numerosas ocasiones ha cerrado empresas en dudosas campañas contra la corrupción. La inversión extranjera podría ejercer una saludable presión sobre el régimen, pero es demasiado pronto para que Occidente se una a las celebraciones.

, 7 de septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1999