Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prórroga hasta el 2003

El Gobierno español pidió el pasado mes de agosto una moratoria de tres años (tenía que entrar en vigor en el año 2000) para que se aplique la nueva reglamentación europea que prohibirá circular a los coches que no tengan catalizador para que contaminen menos. Estos vehículos son los que consumen gasolina con plomo (en estos momentos, la súper, ya que la normal se dejó de vender hace varios años). Lo mismo han hecho los Gobiernos de Italia y Grecia. La Comunidad Europea no ha comunicado aún su decisión. Según lo establecido por los responsables de la Comisión Europea, el día 1 de enero del año 2000, los más de 167 millones de automóviles matriculados en la Unión Europea deben usar gasolina sin plomo. Sin embargo, según el sector, se estima que actualmente circulan por las carreteras europeas unos 50 millones de coches que no están preparados para ello. De ahí que se da por seguro que se concederán las prórrogas solicitadas.

El parque automovilístico español contaba al final de 1998 con 16.050.057 automóviles de turismo (incluyendo monovolúmenes y todoterrenos), según los datos oficiales de la Dirección General de Tráfíco. Fuentes del sector automovilístico estiman que unos tres millones siguen sin darse de baja y no circulan. De esos 13 millones, hay que descontar unos tres millones que turismos que consumen gasóleo. Por tanto, quedan 10 millones de vehículos que consumen gasolina y, de éstos, 4,5 millones todavía consumen súper.

Parque antiguo

El parque automovilístico español sigue siendo uno de los más antiguos de la Unión Europea, ya que el 30% de los vehículos cuenta con una antigüedad superior a los 10 años. En la estructura del mercado de combustibles también existen diferencias según los países de la Unión Europea. Así, mientras en España el 64,1% del consumo de carburante es gasóleo y el 35,9% son gasolinas, en el Reino Unido el gasóleo se sitúa en el 41,2% y el 58,8% son gasolinas. Francia cuenta con un mercado del 64,6% en los gasóleos y el 35,4% de gasolinas. Alemania, por su parte, llega al 46,8% en gasóleos y el 53,2% en gasolinas. Italia tiene prácticamente dividido al 50% el consumo de gasolinas y gasóleos.

Sin embargo, en el objetivo de reducir el consumo de gasolinas con plomo van más adelantados. Así, en Alemania ya no se consume gasolina con plomo. Reino Unido tan sólo consume el 15,9% de sus gasolinas y Francia el 31,1%. Italia se encuentra en este apartado más retrasada, ya que consumo el 39,5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1999