Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caja San Fernando organiza una antológica con 60 obras de Pablo Gargallo

Un total de 60 creaciones de Pablo Gargallo (Maella, Zaragoza, 1881-Reus, 1934) se pueden ver en Sevilla en una de las muestras antológicas más completas que se han organizado recientemente sobre el escultor aragonés. La Caja San Fernando ha distribuido las piezas (esculturas, cartones y dibujos) en sus dos salas de exposiciones con un criterio cronológico: las obras realizadas hasta 1927 se han colocado en la sala Imagen, mientras que el resto de la retrospectiva se sitúa en la de la calle Chicarreros. Dos ha llevado reunir las obras, procedentes de colecciones privadas y museos. "Hacía falta una nueva revisión de la obra del escultor más importante de la vanguardia española", comenta la comisaria, Dolores Durán. Entre las piezas expuestas, realizadas en bronce, hierro y cobre, figura su escultura más emblemática, Gran profeta, cuya ejecución fue una obsesión para el artista. "El dibujo es de 1904, pero la escultura no la concluyó hasta 1933. Durante mucho tiempo la expuso en yeso, porque no tenía dinero para fundirla", cuenta la hija, Pierrette Gargallo, que ha cedido la pieza para la muestra. Para la exposición, que estará abierta hasta el 7 de octubre, se han reunido los bocetos realizados en cartones con las obras finales "para que se pueda apreciar el proceso de creación", explica Durán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1999