Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil, acusado de malversar fondos por llevarse policías locales de Marbella a Ceuta

El portavoz del Partido Andalucista en el Ayuntamiento de Marbella, Carlos Fernández, presentó ayer una denuncia ante la Fiscalía de Málaga contra el alcalde Jesús Gil y Gil por malversación de caudales públicos. La acompañó de documentos destinados a probar que el 23 de agosto Gil desplazó a Ceuta a 15 agentes de la Policía Local de Marbella para escoltar a la tránsfuga del PSOE Susana Bermúdez, cuyo voto dio la presidencia de la ciudad autónoma al Grupo Independiente Liberal (GIL).Fernández mostró una fotografía, tomada a la salida del pleno del día 23, en la que Gil, Bermúdez, Julián Muñoz, primer teniente de alcalde de Marbella, y Rafael del Pozo, jefe de la Policía local de la ciudad, aparecen rodeados de 10 personas con el rostro borrado "por razones de seguridad", a las que se identificó como miembros del cuerpo. El portavoz andalucista calculó que los gastos de transporte, alojamiento y manutención de los agentes rondan el millón de pesetas, y declaró que en ningún caso los ciudadanos de Marbella deben sufragarlos. Recalcó que existen diferencias entre los fondos públicos y privados, y que Gil tendrá que aprender a utilizarlos correctamente.

En la denuncia, Fernández solicita a la Fiscalía Anticorrupción que investigue la razón del viaje de los 15 policías a Ceuta y que establezca si llevaban sus placas y armas reglamentarias fuera de su jurisdicción. También pide que se estudien los cuadrantes de servicio de la Policía Local en los días 22 y 23 de agosto, y que se indague quién escoltó a Bermúdez durante los días que estuvo desaparecida (viajó a Málaga y a París), desde que anunció su salida del PSOE y hasta el pleno de la moción de censura. El portavoz andalucista insistió en que debe saberse quién dio la orden de desplazar a los agentes, y expresó su convicción de que Gil es el máximo responsable.

Fernández adelantó que se propone ampliar la denuncia en breve, incorporando datos acerca de la financiación de La Tribuna, el diario del GIL, y la televisión municipal de Marbella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 1999