_
_
_
_

Felipe González no ve "razonable" la situación de Pinochet

El ex presidente del Gobierno Felipe González manifestó ayer en Santiago de Chile que no le parece "razonable" la situación por la que atraviesa el ex dictador chileno Augusto Pinochet. En declaraciones a la televisión chilena, González, que se manifestó "antipinochetista de siempre", subrayó que no había hecho ninguna gestión, ni nadie se la había encargado, encaminada a encontrar alguna salida a la situación del ex dictador en Londres. El ex presidente no cree que este caso sea un asunto estrictamente judicial. "Puedo estar equivocado jurídicamente, pero si el asunto del señor Pinochet no es política, entonces yo me he equivocado de profesión", afirmó.González, que asiste en Santiago a un foro sobre los retos del nuevo milenio, dijo estar "seguro de que hay más gente de la que se piensa que comparte mi posición". Preguntado si había intentado convencer a su partido de su posición sobre el caso Pinochet, respondió: "Una cosa es que uno tenga una opinión y otra que la comparta y la diga".

En opinión del ex presidente, el hecho de que España y los países latinoamericanos formen parte de "una cierta identidad", supone un factor de aproximación pero "a la vez hace más difícil nuestra comprensión mutua y nuestra relación". González añadió: "Yo hice la transición en España y no me habría gustado que alguien hubiera interferido en ese proceso una vez que teníamos la posibilidad de definirlo nosotros".

El juez Garzón

El juez Baltasar Garzón también salió a relucir en las preguntas de los periodistas. Sin embargo, Felipe González rehusó dar a conocer su opinión sobre el magistrado de la Audiencia Nacional. Garzón es el juez que ha procesado a Pinochet por delitos de genocidio, terrorismo y torturas y solicitó su extradición desde Inglaterra a España. Sí manifestó González su preocupación por la posible no asistencia de los presidentes de Chile, Eduardo Frei, y Argentina, Carlos Menem, a la próxima Cumbre Iberoamericana que se celebrará el próximo mes de noviembre en La Habana (Cuba), si las autoridades siguen con el caso Pinochet. "No quiero que se frustre ese esfuerzo de aprovechar la proximidad de identidades para sacar entre todos un mayor beneficio para nuestros países. A mí no me toca en esta ocasión hacer la gestión para intentar superar los obstáculos".En cuanto a las elecciones generales en España, aseguró que "las vamos a ganar los socialistas", a pesar del último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas que otorga al Partido Popular una ventaja de casi cinco puntos sobre el PSOE. "Nunca me han obsesionado los sondeos de opinión, creo que los políticos que pelean por levantar un punto en las encuestas no creen en que tengan una oferta mayoritaria", concluyó González.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_