Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fósiles de Kenia replantean el origen de humanos y grandes simios

Los restos son huesos de un mono de hace 15 millones de años

Un esqueleto parcial de un mono hasta ahora desconocido de hace 15 millones de años encontrado en Kenia obliga a replantear la historia evolutiva del origen de los grandes simios y los humanos. Además, los fósiles, descubiertos en 1993 pero presentados hoy en la revista Science tras su exhaustivo análisis, permiten echar un vistazo a las migraciones intercontinentales de los primates en ese periodo.

El nuevo primate, bautizado Equatorius africanus, fue hallado en el yacimiento de Kipsaramon, en la zona de Tugen Hills en el centro septentrional de Kenia, donde los paleontólogos, en las dos últimas décadas, han descubierto valiosos fósiles de hasta 15 millones de años de antigüedad. El último tesoro de Kipsaramon consiste en una mandíbula inferior casi completa con dientes, varios incisivos superiores y una considerable cantidad de huesos del esqueleto, incluidas piezas de los brazos, de la espalda, del cuello, del pecho, de las muñecas y dedos, así como vértebras, todo ello perteneciente a un único ejemplar macho.Los investigadores, dirigidos por los estadounidenses Steve Ward y Andrew Hill, en colaboración con expertos del Museo Nacional de Kenia, han creado un nuevo género de simios con Equatorius, que consideran un ancestro primitivo de la familia de los grandes monos y los humanos. Aunque la relación exacta de este animal con los primates posteriores todavía es incierta, explican los paleontólogos, el nuevo género encaja perfectamente como hominoideo precursor.

"El nuevo primate representa un momento evolutivo crucial en que los simios dan sus primeros pasos fuera de los árboles", comenta el experto Carl Zimmer en Science. Equatorius "sería un animal del tamaño aproximado de un babuino adulto macho grande, con los brazos y piernas aproximadamente de igual longitud, con una columna vertebral larga y flexible, y con poderosas manos y pies", explica Ward. "Estamos ante un animal que pasaba bastante tiempo en el suelo, pero que también estaba en los árboles". Actualmente existen sólo unos cuantos hominoideos -humanos, chimpancés, gorilas, orangutanes y gibones-, pero había muchos más en el pasado, especies ahora extinguidas. "Hace unos 22 millones de años aparecieron un montón de simios primitivos en África oriental, y quiero decir muchos. Pero hace unos 15 millones de años, casi todos ellos desaparecieron, excepto dos especies halladas por el paleontólogo Louis Leakey en los años sesenta, que él bautizó como Kenyapithecus africanus y Kenyapithecus wickeri", ha dicho Ward, informa Reuters.

Las dos expecies de Leakey eran muy confusas y han estado plagadas de polémicas. Ahora, Equatorius engloba al K.africanus y coloca al K. wickeri en una fase evolutiva posterior que, estando relacionada con fósiles de primates hallados en Asia y en Europa, despeja el camino para explicar las migraciones de estos animales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de agosto de 1999