Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los agricultores quieren que figure en la etiqueta lo que han cobrado

El doble etiquetado se puso en marcha en Francia hace una semana con escaso éxito

Valladolid / París

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ha propuesto a la Junta de Castilla y León y al Ministerio de Agricultura el doble etiquetado de los productos, de forma que los consumidores puedan conocer el precio de venta al público y el precio que se pagó a los agricultores y ganaderos. Este sistema se implantó en Francia hace una semana y ayer se daba por fracasado en medio de las protestas de los agricultores.

La obligación de los comercios de poner en las etiquetas el precio de compra a los productores y de venta al público de frutas y hortalizas nacionales e importadas entró en vigor el lunes en Francia. Pactada por productores y distribuidores del sector y anunciada el pasado día 13 por el Ministerio de Agricultura como respuesta a las protestas de los agricultores franceses por la fuerte caída de precios, la medida no contemplaba ninguna sanción en caso de incumplimiento.Ese hecho, unido a la dificultad supuesta o real que para algunos comerciantes suponía el acceso diario a la cotización de los productos afectados por la medida, ha provocado, en opinión de los expertos, un rotundo fracaso del sistema. Ni su aplicación ha sido global, ni ha contribuido a ningún tipo de transparencia, ni ha impedido que prosigan las protestas, que se agravaron ayer en el sur del país, donde cientos de agricultores bloquearon los accesos de varios supermercados y de la prefectura de Istres (sur de Francia) esparciendo toneladas de frutas y estiércol.

En España, la UPA pide que el etiquetado incluya también el lugar de producción de la mercancía. "Puede resultar interesante para luchar contra los márgenes totalmente abusivos de distribución", ya que "la mayor transparencia en los precios permitirá al consumidor elegir con total conocimiento de causa los productos que compra", dice esta organización profesional agraria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de agosto de 1999