Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos irrumpe en la crisis de Ceuta y Melilla y pide "un nuevo estatuto" para ambas ciudades

Marruecos irrumpió ayer en la compleja crisis que desde hace un mes sufren Ceuta y Melilla y, a través de su primer ministro, el socialista Abderramán Yussufi, pidió que Madrid y Rabat reflexionen "conjuntamente sobre un nuevo estatuto" para ambas ciudades. En declaraciones a la cadena SER, Yussufi afirmó: "El espectáculo que dan ciertos políticos en Melilla, y ahora en Ceuta, es la mejor prueba de que la situación actual de las dos ciudades no puede perdurar". Tales afirmaciones, rechazadas inmediatamente por el Gobierno español y los principales partidos, se producen a sólo cuatro días de una visita oficial de José María Aznar a Rabat.

Con sus palabras, Yussufi resumía, sin nombrarla, la vieja idea, ya expuesta por Hassan II en los años ochenta, de crear una "célula de reflexión hispano-marroquí". En ella participarían políticos, funcionarios, intelectuales y destacados miembros de la sociedad civil, con el objetivo último de proponer un lento proceso de incorporación de Ceuta y Melilla a Marruecos. Además, el primer ministro marroquí se mostró convencido de que "las luchas y maniobras" que se registran estos días en Melilla "tienen por fin impedir que un melillense de origen marroquí sea presidente de la Asamblea recientemente elegida". El Gobierno español, que siempre ha rechazado la idea de la "célula", reaccionó ayer asegurando que defiende los actuales estatutos de autonomía de Ceuta y Melilla. Un sinfín de dirigentes políticos, incluido el propio Aberchan, rechazaron las declaraciones de Yussufi. El dirigente socialista Ramón Jáuregui afirmó que Yussufi intenta "pescar en río revuelto". Mercedes de la Merced, del PP, aseguró que ambas plazas "serán defendidas ante cualquier posible agresión por parte de algún otro Estado". Por su parte, el presidente del Congreso, Federico Trillo, afirmó: "Lo mejor para Ceuta y Melilla es que estén en manos de partidos que garanticen la españolidad de estas dos poblaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de agosto de 1999

Más información

  • El primer ministro Yussufi asegura que no debe continuar "el espectáculo" que se da en esas plazas