Datos de verano LUIS ÁNGEL HIERRO

Como era de esperar con la llegada del mes de julio, y el sector turístico andaluz a pleno rendimiento, las cifras de desempleo han sufrido un importante recorte. El sector servicios ha sido uno de los que más han aportado a la reducción del paro: 5.800 personas a las que hay que unir una gran parte de los 3.700 parados menos que computan como "sin empleo anterior" y que, en su mayor parte, han pasado a engrosar el empleo en los servicios. De igual forma, es de destacar el descenso en el sector agrícola, donde, a pesar de la finalización de las actividades que afectan a los cultivos tempranos en el poniente almeriense, que ha repercutido en que sea esta provincia la única en la que ha crecido el paro, el número de parados se ha reducido sensiblemente como consecuencia de las cosechas hortofrutícolas y de secano (cereales, girasol,...). Territorialmente la distribución del recorte de parados ha sido consecuente con la evolución de los distintos sectores. Los principales crecimientos del empleo en términos porcentuales se han producido en Huelva, Málaga, Cádiz y Granada, todas ellas provincias costeras con un peso importante de la industria turística. No obstante, las cifras también han puesto de manifiesto que la capacidad de disminución del desempleo es menor que en los últimos años. A medida que se reduce el paro, van quedando las personas con menor cualificación y ubicadas en los sectores y oficios más duros y su empleo requiere un esfuerzo mucho mayor por parte de las administraciones públicas.

Más información
Mujeres y jóvenes se benefician del descenso del paro registrado en julio

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS