Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Instalado en la "Mir" el ordenador que controlará su caída a la Tierra

La estación espacial Mir ya tiene instalado el ordenador que controlará su caída sobre el océano Pacífico a finales de año. Cuando el viernes pasado se desconectó por error el ordenador central de la nave, los tres astronautas en órbita -los rusos Víktor Afanásiev y Serguéi Avdéiev y el francés Jean-Pierre Haignère- pusieron buena cara al mal tiempo y aprovecharon la avería para montar el ordenador de reserva, que deberá velar por que la Mir no se venga abajo de forma incontrolada después de que quede deshabitada a fin de mes. Los trabajos de montaje duraron tres días, y ayer los astronautas probaron el nuevo sistema. El ordenador central y los giroscopios serán puestos en marcha otra vez hoy, según aseguró el Centro de Vuelos Espaciales. La actual misión permanente -la número 27 desde que se puso en órbita la Mir, hace 13 años- será probablemente la última: los cosmonautas deben regresar a la Tierra dentro de 20 días, y dejarán vacía la estación, ya condenada a muerte, aunque con un pequeña esperanza de indulto. Para que éste se produzca, los rusos deben encontrar los 200 millones de dólares que cuesta mantenerla anualmente. Si no lo consiguen hasta fin de año, la mole de 120 toneladas será hundida en el Pacífico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de agosto de 1999