Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absuelta una médica por la muerte de un bebé en un parto natural

La Audiencia de Barcelona ha absuelto a la médica de origen alemán Ursula Ortrud Lindemann de un supuesto delito de aborto por imprudencia grave del que la acusaba el fiscal al asistir a una mujer en su domicilio en un parto natural que acabó con la muerte del bebé. El tribunal de la Sección Décima considera que la acusada tuvo una actuación negligente porque, en vez de ordenar el traslado a un hospital, decidió provocar el parto a pesar de que conocía que la dilatación del útero no era competa y que el feto se encontraba en "plano alto".Sin embargo, la Sala acuerda la absolución al considerar que los hechos constituyen un delito de aborto por imprudencia leve, que no está en el Código Penal, como tampoco lo está la muerte producida en el parto fuera de los supuestos de aborto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1999