Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último filme de Kubrick abrirá la Mostra de Venecia

La Mostra de Venecia, el festival de cine más antiguo de Europa, propone en su 56ª edición una mezcla antigua de ingredientes, populismo y "elitismo" a partes iguales, por decisión expresa del nuevo director, Alberto Barbera. De un lado, se coloca al frente del jurado encargado de otorgar el máximo galardón, el León de Oro, al director de cine serbobosnio Emir Kusturica, nacido en Sarajevo en 1954. De otro, se anuncia la entrega del León de Oro a toda una carrera cinematográfica al actor cómico Jerry Lewis, de 73 años, una vieja gloria del celuloide que ha demostrado también su talento detrás de la cámara dirigiendo varios filmes cómicos.Esta edición de la Mostra estará dominada por tres poderosas kas, según explicó Barbera recientemente. La del maestro japonés Akira Kurosawa, fallecido precisamente en septiembre del año pasado, mientras se celebraba la anterior edición del festival y al que este año se le dedicará un homenaje; la de Stanley Kubrick, también desaparecido y del que se estrenará su obra póstuma, Eyes wide shut, para inaugurar el festival el 1 de septiembre, y la de Emir Kusturica, un autor mimado siempre en Venecia, donde el año pasado recibió el León de Plata por su película Gato negro, gato blanco.

Crítica decepcionada

La película de Kubrick, que había despertado enorme expectación por el secretismo con el que fue rodada y el morbo añadido proporcionado por las escenas de amor entre la pareja protagonista, Tom Cruise y Nicole Kidman, ha decepcionado ampliamente a la crítica italiana desplazada en bloque a Estados Unidos para ver el estreno mundial del filme. Pero decepcionante o no para la crítica, Eyes wide shut logrará con toda seguridad los mismos apabullantes llenos de prensa que consiguió en la edición del año pasado Salvar al soldado Ryan, de Steven Spielberg.En cuanto a Lewis, el veterano actor y director de The ladies" man, The patsy y One more time se ha confesado "emocionado y sorprendido" por la decisión del director del festival, y ha asegurado que estará puntualmente en Venecia para recoger su León de Oro. La iniciativa de Barbera ha sido previamente aceptaba por Paolo Baratta, presidente de la Biennale, la institución que organiza la Mostra, además de los festivales de teatro, danza y la propia exposición de artes visuales.

Barbera justifica el premio a Jerry Lewis, un cómico muy americano que no ha terminado de gustar nunca a los cinéfilos europeos, como un reconocimiento "que intenta premiar a una figura clave en la historia del cine cómico americano e internacional. Jerry Lewis ha introducido en la comicidad aspectos claramente surrealistas, sin olvidar al mismo tiempo un agudo discurso crítico sobre la sociedad americana contemporánea". De Lewis será proyectada su primera película como director, The Bellboy, de 1960.

En cuanto a Kusturica, está por ver cuál será la impronta que el director de Underground, que obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1995, dará a esta edición de la Mostra. Hasta su último filme, Gato negro, gato blanco, el director serbobosnio se ha distinguido por un criterio independiente y un poderoso sentido de la ironía. Claro que en Venecia, como en todos los festivales, entran en juego muchos otros factores a la hora de decidir quiénes son los premiados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 1999