La UE se recupera antes de lo previsto

El aumento del crédito, del consumo y de las ventas de cemento indican un suave despegue

Los europeos se van de vacaciones con un panorama económico mejor de lo previsto hace pocas semanas. La mayoría de los expertos vaticinaban una mejora de la economía de la Unión Europea (UE) para la segunda mitad del año, pero hay varios datos que indican que la recuperación se ha iniciado antes y las previsiones para los próximos meses también han mejorado.Indicadores como la evolución del crédito, del consumo de las familias, de las ventas de coches y del consumo de cemento demuestran que se ha iniciado un suave despegue.

El crédito bancario ha aumentado en abril a un ritmo interanual del 10% y en mayo del 10,5%, frente al 9,5% en enero y febrero, según el Banco Central Europeo (BCE). El consumo privado ha crecido un 1,1% en la UE en el primer trimestre, frente al 0,5% en los dos trimestres anteriores, según Eurostat.

Más información

El consumo de cemento -baróme-tro de actividad de la construcción- creció un 2% hasta abril, dice un portavoz de Cembureau, la patronal europea del sector.

De enero a mayo se han vendido en la Unión Europea 6,5 millones de coches, el 7,6% más. Es un cambio de tendencia radical en relación con la bajada del 1,8% del primer trimestre, según la patronal del sector ACEA. En España, las ventas de coches crecen más, con un aumento del 25,2% hasta junio. Empujada por esta mayor actividad, la tasa de paro ha caído levemente hasta el 10,3% frente al 10,6% al acabar el año pasado y la economía de la Unión Europea (UE) ha crecido un 0,5% en el primer trimestre frente al 0,3% del trimestre anterior. La inversión aún no ha despegado. Ha crecido un 3,2% en el primer trimestre para los 15 países de la UE, igual que en el último trimestre del año pasado, pero las previsiones de la Comisión Europea y de los institutos económicos alemanes IFO y DIW muestran una mejora del clima empresarial.

Peor comportamiento han tenido las exportaciones que han retrocedido en 3.900 millones de euros (649.000 millones de pesetas) en el mismo trimestre. Pero las previsiones de la Comisión Europea y de analistas privados apuntan a que se han recuperado gracias a la depreciación del euro frene al dólar.

Los que hablaban hace unos meses de amenaza de deflación o bajada de precios callan ahora tras ver que los precios han subido ligeramente. La inflación anual en los 11 países del euro ha pasado del 0,7% en febrero al 1% en mayo. El repunte se debe, según el BCE, a la mayor actividad y a que se ha disparado el precio del petróleo.

En Alemania -que representa un tercio del tamaño de la economía de la UE- el inicio de la recuperación es un hecho. Lo dicen los últimos datos de la Oficina Federal de Estadística y lo corrobora un economista como Juergen B. Donges, casi siempre crítico con el gobierno socialdemócrata de Gerard Schöeder. La economía alemana ha crecido un 0,8% entre enero y mazo e igual porcentaje en abril, frente a la caída del 0,1% que registró en el último cuatrimestre de 1998. El consumo remonta, con una subida del 1,6%, las exportaciones apuntan hacia un mayor dinamismo y en mayo han crecido un 5,9%. El paro ha retrocedido en Alemania del 10,7% a final de año al 10,1% en junio. Donges desvincula esta mejora de las bajadas de los tipos de interés decididas por el BCE. "Con los tipos tan bajos, nadie invierte o consume más porque le bajen medio punto", declara. El economista alemán ve positivo que "por primera vez en muchos años haya un proyecto de Presupuestos federal que reduce los gastos nada menos que en 30.000 millones de marcos (2,5 billones de pesetas) y que prevé bajadas de impuestos, aunque habrá que ver cómo queda el proyecto tras pasar por el Parlamento", dice. Donges recalca que esta política da más confianza a las empresas y a los consumidores.

Emilio Ontiveros, catedrático de Economía de la Empresa, afirma que la reactivación se nota de forma discreta en Alemania e Italia, países donde la economía estaba más débil. "Son los que más exportan a Asia y los que tienen las economías más abiertas. La bajada de los tipos de interés y el euro débil les está ayudando a exportar más", dice Ontiveros. "En Alemania hay indicios de mayor confianza. El Gobierno ha presentado un proyecto de Presupuestos que reduce impuestos y desde la salida de Oskar Lafontaine del Ministerio de Finanzas parece que el Gobierno tiene una cierta orientación", declara el catedrático de Economía de la Empresa.

En el Reino Unido, que bordeó la recesión a finales del año pasado, la situación también mejora. César Molinas, economista de Merrill Lynch en Londres, detecta "una mejora rápida" de los indicadores de la economía británica. Según la oficina británica de Estadística, las ventas de los comercios han crecido un 1% de enero a abril, tras bajar el 0,2% al final de 1998. Otro dato del pulso económico es el cambio de tendencia de las ventas de coches, que habían bajado un 35% el año pasado y han invertido la tendencia con un aumento del 2,9% hasta mayo. Las previsiones económicas mensuales del Ministerio del Tesoro británico, basadas en 25 indicadores económicos, mejoran y proyectan un crecimiento económico medio del 0,9% este año y del 2% el próximo

En Francia la actividad sigue fuerte y en España la economía crece al 3,4%. En Italia la economía ha crecido un 0,2% y el Gobierno ha obtenido permiso de la UE para rebasar el límite del 2% de déficit público.

"Gobernar no es gastar"

Pero el BCE echa a faltar más apoyo de la política fiscal a la monetaria para prolongar el crecimiento. Eduardo Domingo Solans, consejero español en el BCE, insta a los gobiernos a seguir recortando el gasto. "La política monetaria ortodoxa del BCE es condición necesaria pero no es suficiente para el objetivo de la estabilidad. Gobernar no implica necesariamente gastar. Un gasto público superior al 50% del producto interior bruto (PIB) genera tensiones que dificultan la reducción del déficit e incluso su financiación mediante tributos sería causa de ineficiencias en el sistema económico y tendría efectos desestabilizadores sobre la demanda", dice Domingo en un artículo divulgado a finales de junio por el BCE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50