Polémica por el estilo de la nueva sede del Rectorado en Cádiz

El nuevo edificio del Rectorado, en la calle Ancha de Cádiz, en pleno casco histórico de la ciudad, se ha convertido en objeto de crítica por su arquitectura moderna y funcional. El diseño del inmueble rompe con la armonía de los edificios del Siglo XVIII y XIX que llenan la calle. El nuevo Rectorado se alza sobre el solar que albergó al antiguo edificio de Galería Preciados, de la década de los sesenta, que, a su vez, ya se consideraba poco acorde con el entorno arquitectónico. En esta ocasión, en el Rectorado se introduce además el uso de aluminio en el centro histórico, lo que prohibe el PGOU en los casos de los edificios que son restaurados. Ni siquiera al propio rector, Guillermo Martínez Massanet, le gusta el edificio. "No me dice nada, ni me emociona", dijo ayer, aunque aclaró que la autorización y la tramitación del expediente ha correspondido a la Comisión de Patrimonio, integrada por la Junta, el Ayuntamiento y el Colegio de Arquitectos. Este órgano aprobó finalmente el proyecto al considerar que los arquitectos sí han logrado rescatar el estilo arquitectónico de la ciudad en el interior del nuevo inmueble y han facilitado el juego de luces y la recuperación del patio. "Nosotros hemos hecho lo que nos permitía la ley, los técnicos dicen que el edificio no rompe con los esquemas de los cierros antiguos, aunque sí los ventanales, pero esas son las opiniones de los técnicos. Yo sí sé de otros edifico nobles que se pueden ofrecer la ciudad, como el Gobierno militar o el Instituto Válcarcel, pero los políticos no me hacen caso", añadió el rector. José María García, presidente del Ateneo, rechazó ayer la estética del edificio. "Se discute una cuestión estética, no legal, y, desde ese punto de vista, no es acertado. Como ciudadanos, nos rompe el equilibrio del entorno y la estética no entusiasma desde luego". José Ramón Cirici, profesor de historia del Arte de la UCA, explicó que "nadie" ha consultado al departamento de Arte de la Universidad, aunque, en su opinión, la estética del inmueble "es correcta", lo que no significa que sea apropiada

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS