Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banco central ruso elimina a partir de hoy las limitaciones para la compra de divisas

Las limitaciones a la compra de dólares introducidas por el Gobierno ruso en octubre pasado, cuando abrió una sesión especial de venta de divisas en la Bolsa Interbancaria que determinaba el tipo de cambio oficial de la moneda estadounidense, terminaron ayer. Ësta era una de las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) para desbloquear el crédito acordado a Rusia, así como la aprobación de leyes sobre el sistema bancario y tributario. El FMI envió a Moscú ayer una misión encabezada por Gerard Belanger. A partir de hoy, el sistema especial de compra-venta de divisas ha terminado, aunque los exportadores siguen obligados a vender el 75% de sus divisas. El Gobierno y el banco central opinan que podrán mantener la estabilidad del rublo y afirman que el dólar no se disparará (el tipo de cambio era ayer de 24,2 por moneda estadounidense).

La situación económica de Rusia se ha estabilizado: hay entrada de dólares por la subida del petróleo, la inflación está bajo relativo control (en lo que va de mes ha sido del 1% y desde principios de año del 23,4%) y hasta mayo el crecimiento industrial ha sido del 1,5%.

Este panorama esperanzador se ve ensombrecido por el enorme endeudamiento. Como reconoce Víktor Jristenko, viceprimer ministro responsable del sector económico, si no se consigue resolver el problema de la deuda la inflación puede dispararse al 85% este año y el dólar puede llegar a costar más de 30 rublos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de junio de 1999