Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Divergencia entre jueces sobre una denuncia contra el alcalde de Lleida

Los tres jueces del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que analizan la denuncia que acusa al alcalde de Lleida, el socialista Antoni Siurana, de presunta financiación irregular de su partido mediante encuestas encargadas a la empresa de recogida de basuras Seinsa, discrepan sobre la admisión o el rechazo de la misma. Fuentes judiciales señalan que el magistrado ponente del caso, Lluís Puig Ferriol, sí es partidario de la investigación de los hechos, pero también de que hay diferencias entre los tres magistrados. Siurana recuperó el domingo pasado la mayoría absoluta en las elecciones municipales de Lleida. El TSJC recibió el caso de la Fiscalía de Lleida, que cree que existen indicios de "criminalidad" por parte del alcalde, por lo que pide la apertura de diligencias judiciales contra él por varios presuntos delitos, entre ellos el de malversación de caudales públicos. La Junta de Fiscales de Lleida estimó que quedaba "indiciariamente acreditado que en 1995, 1997 y 1998 el gabinete de alcaldía encargó y confeccionó encuestas de carácter político ajenas al servicio de limpieza de la concesionaria Seinsa, y que se prestó a pagar las encuestas para luego cobrarlas del Ayuntamiento con el 11 % de beneficio industrial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 1999