CARLES RIBAS La Guardia Urbana de Barcelona suda la camiseta

La Guardia Urbana de Barcelona dispone, desde hace tres semanas, de tres patrullas cuyos miembros realizan el servicio montados en bicicleta. El servicio lo prestan dos patrullas en el distrito del Eixample y una tercera en el de Sant Martí. Los agentes, como se aprecia en la fotografía, visten un polo de media manga y calzón corto y llevan casco de ciclista. En el Eixample, una patrulla actúa por la mañana y otra por la tarde. Su objetivo es, especialmente, la vigilancia de los espacios reservados a carril-bici y también instalados en interiores de manzanas y abiertos al público en general. Se ha estimado que la moto, con sus humos y ruido, es un vehículo inadecuado para este menester. La patrulla de Sant Martí tiene como misión principal la vigilancia de las playas. No obstante, se supone que los agentes realizan la vigilancia de cualquiera de las zonas de la ciudad por la que pasan durante el servicio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS