Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena de cuatro años a un cura por corrupción de menores

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de cuatro años y nueve meses de prisión y nueve años de inhabilitación especial para el ejercicio de la docencia al sacerdote Francisco Javier L. S., por un delito de corrupción del menor F. F., al que deberá indemnizar con la cantidad de cinco millones de pesetas. La sentencia declara absuelto al sacerdote de otro delito de corrupción y otros dos delitos continuados de abusos sexuales al encontrarse extinguida su responsabilidad penal por prescripción.La sentencia del Supremo, de la que ha sido ponente el magistrado Cándido Conde-Pumpido, destaca "el escaso rigor de ciertas críticas que han sostenido que la supresión del delito de corrupción de menores en el nuevo Código Penal de 1995 dejaba en el desamparo a los menores". Según la sentencia, en el presente caso ha habido que aplicar el delito de corrupción del código anterior, de 1973, "por resultar más favorable al reo" que las sanciones que se le hubieran aplicado con la nueva legislación.

Los hechos se remontan a 1978, en que el sacerdote comenzó a abusar sexualmente del menor y se prolongaron hasta poco después de que éste alcanzase la mayoría de edad, "intensificándose paulatinamente la entidad de las acciones homosexuales".

La sentencia describe que el sacerdote tuvo relaciones sexuales con otro hermano de la víctima y abusó de otros tres hermanos más, así como que mantuvo contactos sexuales con otros menores de edad -la sentencia menciona a otros cuatro- que no han denunciado los hechos.

En todos los casos, el sacerdote comenzaba por realizar tocamientos sobre zonas erógenas a niños de corta edad, a los que posteriormente realizaba masturbaciones y felaciones, y con alguno de los cuales llegó a mantener relaciones plenas en la adolescencia. En 1996, el cura fue denunciado por F. F. después de que éste intentase suicidarse en dos ocasiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de junio de 1999